El Gobierno ha acordado este sábado cesar al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y a todos los consellers, en aplicación del artículo 155 de la Constitución para restaurar el orden constitucional y el Estatut.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña tiene cuatro objetivos que comienzan con volver a la legalidad y concluyen con la celebración de elecciones autonómicas.

En la rueda de prensa en la que ha explicado la aplicación del artículo 155 tiene como objetivos, por este orden, la vuelta a la legalidad, la recuperación de la normalidad, el mantenimiento de la recuperación económica y la celebración de elecciones en Cataluña.

Y ha añadido que aunque dispondría de seis meses para poder convocar elecciones, su voluntad es hacerlo en cuanto se vuelva a la normalidad.