Entrevista con Teodoro García Egea, secretario general del PP

García Egea: "Los votos de Vox no pueden ser a cambio de nada"

García Egea llegó con Casado a la séptima planta de Génova hace ahora un año. Ganaron las primarias, perdieron las generales y ahora construyen, ladrillo a ladrillo, el 'nuevo PP'

Habla rápido, se expresa con fluidez, recurre a las metáforas, no repite las frases y sonríe demasiado para ser ingeniero. No tanto como su jefe, Pablo Casado, con quien alcanzó la cima de Génova hace ahora un año. Teodoro García Egea (Cieza, Murcia, 34 años), doctor ingeniero de telecomunicaciones, corredor de fondo, esquiador de fondo, montañero de fondo... es también un fondista de la política. Luchador, optimista, laborioso... Ha vivido el año más complicado de su carrera. Pablo y él ganaron las primarias a Soraya y Rajoy, luego ganaron la Junta de Andalucía a Susana y Pedro, pero perdieron las generales. Un batacazo del que parecía que ni uno ni otro, ni Pablo ni él, iban a salir vivos.

Recuperaron el aliento el 26-M y ahora están enfrascados en cerrar los pactos en Madrid y Murcia y en reconstruir el partido 'ladrillo a ladrillo'. Los tiempos les son favorables. Haya o no investidura, haya o no repetición electoral, al PP le irá bien, confiesa el 'número dos' en su luminoso despacho de la séptima planta de Génova.

- Hace un año, al ser elegido presidente, Pablo Casado anunció que ‘el PP ha vuelto’. ¿En qué se nota? ¿Cuáles son los signos de ese retorno del PP de siempre?

- Hemos abierto una nueva etapa con aquellos que querían construir una nueva imagen, un nuevo proyecto basado en nuestros principios y valores de siempre. Hemos sufrido mucho estos años y el último golpe fue la injusta moción de censura contra Mariano Rajoy. Desde entonces, ha pasado el tiempo suficiente para que los españoles vean que el PP ha dejado atrás todo aquello por lo que muchos dejaron de votarnos y hoy hay más razones que nunca para que vuelvan a confiar.

- Casado anunció que reconstuiría el partido 'ladrillo a ladrillo'. ¿Ese trabajo se ha puesto ya en marcha? ¿Cuándo confía en que culmine?

- Es un proceso continuo. Se va avanzando pieza a pieza, como en las grandes construcciones, hasta que se ve el edificio ya culminado. Creo que todavía estamos poniendo piedra sobre piedra, todo va encajando y estamos consiguiendo que el esfuerzo y la dedicación que llevamos a cabo con las organizaciones regionales, provinciales y locales está dando ya sus frutos. La imagen del proyecto en estas zonas es también la imagen de esos alcaldes que han conseguido mayorías importantes en las últimas elecciones en sus respectivas plazas.

- Tras el desastre del PP en las elecciones generales, el liderazgo de Casado estuvo en serio riesgo…

- Para que valoremos el buen tiempo, antes ha tenido que haber una tormenta. Este año hemos pasado momentos buenos y momentos difíciles. El resultado de las generales no es achacable en modo alguno a la época de Pablo Casado. Todo eso forma parte de ese proceso de renovación y de impulso del PP del nuevo proyecto. El liderazgo de Casado no está en cuestión porque el 21 de julio se le dio los afiliados le dieron un mandato para cuatro años. Los momentos malos forman parte de cualquier proyecto que merezca la pena.

- ¿Qué se hizo mal en la campaña del 28-A?

- Me gustan los deportes de fondo. Cuando uno corre una maratón llega el kilómetro 32, que es el momento duro, ese en el que te vienen los calambres, las dificultades, cuando más se sufre, cuando se piensa incluso en abandonar. En el argot del corredor se conoce como ‘el muro’. Una vez que pasas el este muro, es más fácil terminar la maratón. También en política se pasan momentos duros y de todo se aprende. Ese aprendizaje, ese encaje de piezas de la organización produce momentos de tensión que hay que saber gestionar. Uno de los éxitos de Casado en este primer año es que ha sabido gestionar estos momentos de tensión, ha sabido reorganizar todo aquello que precisaba de algún cambio, aquello que había que reestructurar y eso se debe a buenas dosis de mesura y templanza por su parte.

- Les decían hace un año que ustedes eran unos pipiolos sin experiencia...

- Hace un año, en efecto, parece que nosotros éramos un grupo de jóvenes sin una gran experiencia pero con una gran ilusión, éramos un equipo dispuesto a hacer lo que hiciera falta para que el PP volviera a resurgir. Para que nadie en unas elecciones pensara en cambiar de voto o de partido, que lo encontrara todo aquí, en su partido de toda la vida. En este año no ha habido ni un día en que Casado y yo hayamos salido antes de las diez de la noche de la sede de Génova, o no recuerdo un día en el que hayamos comido en casa. Hemos ofrecido lo que nos comprometimos en campaña, dedicarle todo el tiempo al partido y ahora estamos en un momento excelente para ir por toda España consiguiendo cohesionar al partido a todos los niveles.

Hablando con presidentes provinciales o regionales. se sorprenden que conozcamos a alcaldes de localidades de cinco mil habitantes y se sorprenden de que les llamemos por el nombre de pila. Es apasionante tener un grupo de personas dispuestas a levantar la bandera  del partido y nosotros vamos a dar la cara por esa gente. No nos podemos permitir que esos alcaldes se sientan alguna vez decepcionados por algo que hemos hecho desde Madrid. Siempre tomamos decisiones pensando en esa gente.

Teodoro García Egea.
Teodoro García Egea. Clara Rodríguez

- ¿Ya están tranquilos los barones?

- Bueno, a ninguno de los barones regionales le gusta que les llamen barones o baronesas. Todos ellos son parte fundamental del proyecto de Casado. Ahora mismo tenemos una gran cohesión interna, todos muy centrados en construir ese proyecto a largo plazo después de unos buenos resultados en las elecciones autonómicas y municipales. Se han recuperado plazas importantes como es el Ayuntamiento de Madrid, y caso de gobernar posiblemente la Comunidad autónoma madrileña, conjuntamente con Ciudadanos y otras regiones como Andalucía, todo un hito en nuestro partido, ha supuesto una inyección de mayor moral a nuestras bases, que han visto que con Casado nada es imposible. Un señor de Ávila ha tenido que llegar a romper el maleficio de 40 años de Andalucía.

- ¿Y el País Vasco? ¿Alfonso Alonso es un colaborador o un obstáculo, una mosca cojonera?

- Yo fui portavoz adjunto de la comisión de Industria en el Congreso porque Alfonso Alonso me dio la oportunidad. Nunca olvido eso. Eso no quita para que en algún momento podamos conversar desde puntos de vista distintos. El PP vasco precisa desarrollar un discurso propio en materias importantes, sectoriales, que hacen que el PP ha sido un referente en materia de lucha contra el terrorismo, pero también en materia de defensa de la creación de empleo, de crecimiento industrial… El PP vasco es una referencia para todos, Este fin de semana se celebra en Vitoria la Escuela de Miguel Ángel Blanco a la que acuden miembros de Nuevas Generaciones de toda España. Cuando surge alguna discrepancia como al de este portavoz de la Junta de Guipúzcoa que ha permitido que Bildu presida la comisión de derechos humanos, desde el PP queremos dejar bien claro a toda España que no tenemos nada que ver con Bildu, por si hay alguna información que pueda insinuarlo, por eso hemos abierto esta investigación para aclararlo todo perfectamente.

- Casado ha anunciado cambios en la cúpula y en otras instancias del partido… ¿Esos cambios están ya en puertas?

- Reforzar equipos siempre es importante. Hemos anunciado la renovación de los grupos parlamentarios, que serán un gran instrumento para poder hacer el control a Pedro Sánchez. Tenemos que terminar de organizar los gobiernos de Murcia y Madrid. La idea es que en septiembre podamos ya arrancar el curso con todo eso organizado, con el partido perfectamente engrasado y la maquinaria territorial coordinada. Cuando digo que en septiembre podamos arrancar es que quizás se tomen estas decisiones un poco antes. También necesitamos algunas dosis de digitalización, por eso estamos conectando todos los grupos parlamentarios a nivel regional con el Congreso y Senado para que todo esté puesto en común en una plataforma que nos permita mayor interconexión interna. Se trata de llegar hasta el último afiliado, para conocerlo bien. Hay que adaptarse a la realidad tecnológica que vivimos.

- Usted está al frente del equipo negociador del PP para los pactos regionales y locales. ¿Le ha sorprendido la actitud de Vox en las negociaciones de Murcia y Madrid?

- Los votos de Vox no pueden ser a cambio de nada. La gente ha votado a Vox para que lleve parte de sus ideas a un programa de gobierno. Pero tampoco le han votado para que bloqueen la formación de gobiernos de centroderecha, no sería lógico ni entendible. Me ha sorprendido mucho que, después de sentarnos cinco horas en una reunión a tres inédita hasta el momento, al final votaran que no. También me sorprendió que  el portavoz de Vox dijo que compartía el 95 por ciento de todo lo que se estaba proponiendo y que votara que no, eso me sorprendió y eso me produjo una reacción más allá de lo que cabía esperar. Quizás puse voz a lo que pensaban muchas personas, en Murcia o en Madrid. Las relaciones se han recompuesto, están reorientadas, tendremos gobiernos para la libertad en Madrid y Murcia muy pronto.

- ¿Cómo es la relación entre Casado y Abascal?

- Tienen una buena interlocución por su talante conciliador, en especial el de Casado, que logra que cualquier líder político pueda mantener una conversación positiva con él, incluso Pedro Sánchez, me consta. El que desencalla y relanza las conversaciones es Casado, porque tiene ese carácter.

- ¿Y que qué hablaba con Sánchez?

- Casado, que es buen conversador y persona discreta y no desvela conversaciones privadas, pero sabemos que siempre va con una propuesta, en base al mandato que nos han dado nuestros votantes. Siempre hemos ofrecido estabilidad en la legislatura a cambio de que no se suban los impuestos, de que la cuestión territorial no sea moneda de cambio con los separatistas, un pacto de Estado en materia de infraestructuras y esta reforma de la ley electoral para evitar el bloqueo, como en Grecia. Casado llevó estas propuestas hace un año y ahora se las ha vuelto a llevar.

- ¿Qué va a votar el PP la semana que viene?

- Nosotros votaremos no a Pedro Sánchez y sí a España. Y es lo que vamos a seguir votando.

- ¿Y esa posible 'abstención patriótica' en septiembre?

- En un acto de utilizar mi tiempo en cosas no productivas, he ojeado el ‘Manual de resistencia’ de Pedro Sánchez y allí calificaba la abstención del PSOE de ‘error de magnitudes históricas’. No le quiero decir lo que sería para el PP darle carta blanca a un señor que no es nada fiable en cuanto a sus compromisos. El PP no puede hacerse responsable de los actos futuros del señor Pedro Sánchez. Si validamos su presidencia nos hacemos responsables de sus actos futuros y eso no estamos dispuestos a asumirlo.

- Si resulta fallida la investidura del 23 y 25, ¿habría que intentarlo de nuevo en septiembre?

- Sánchez consiguió una mayoría en la moción de censura y logró poner de acuerdo a muchos que luego no logró poner de acuerdo en el inicio de la legislatura. No olvidemos que Sánchez ya intentó organizar una mayoría con Ciudadanos y la abstención de Podemos. En la moción cambió radicalmente  de tercio. Su capacidad para tejer alianzas variopintas está bastante demostrada. Pasó de firmar un papel con Rivera a lograr el respaldo de Bildu. Hoy Sánchez debería buscar su presidencia en sus socios de la moción. Esto le debería hacer pensar si su estrategia global de tener como único objetivo que el PP no gobierne le está llevando a algún sitio. Ha estado muy cómodo este año en la Moncloa pero eso tiene un coste importante que ahora lo tendrá que asumir.

Teodoro García Egea.
Teodoro García Egea. Clara Rodríguez

- ¿Hay posibilidad de que PP y Ciudadanos concurran en una coalición electoral al estilo de ‘Navarra Suma’ en otros comicios y otras regiones? ¿Una 'Cataluña suma' o una 'España suma'?

- Estas alianzas han de hacerse de forma natural, que vayan fluyendo en los territorios. No se trata de imponerlo desde arriba sino que todo esto debe nacer de abajo. En Navarra esa unión nació como una respuesta ante la posible agresión de Bildu, PNV y hasta los socialistas, que ha demostrado que no son muy de fiar en cuanto a sus compromisos. Estas sumas, estas posibles alianzas deben nacer de una demanda real del territorio, de un entendimiento junto con otros partidos, como es el caso de Cs y UPN en Navarra, para desarrollar una estrategia conjunta, nunca de una imposición desde arriba.

- ¿Ha resultado todo más difícil de lo que pensaba?

- Yo siempre les comento a mis colaboradores si esto siempre ha sido así y si va a ser siempre así o luego cambia. Si este año que hemos tenido va a ser siempre así en adelante. ¿Es así siempre o va a peor?. Ha sido un año muy intenso y parece que ha durado mucho más. Ha sido apasionante, hemos vivido muchas cosas importantes. Nos hemos desarrollado como somos, lo que se ve es lo que hay. A Casado le aconsejaron que no se implicara mucho en las campañas electorales, pero se echó el partido a la mochila y así se hizo, tanto en la campaña como en las negociaciones. Se ha trabajado junto a los dirigentes regionales, que, una vez dado el paso, cobran todo el protagonismo como ahora se está viendo en las negociaciones de los pactos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba