Elecciones generales 2019 La supresión de las primarias de Vox frena a los críticos con el líder de Abascal en Valencia

La propuesta de la cúpula estatal de suprimir de los estatutos las primarias para elegir a los candidatos sepulta una guerra de poder que se cocinaba en una de las regiones donde se esperan mejores resultados

El líder de Vox, Santiago Abascal, a su llegada al Tribunal Supremo.
El líder de Vox, Santiago Abascal, a su llegada al Tribunal Supremo. EFE/ Zipi

La decisión de la dirección de Vox de suprimir las primarias como fórmula para elegir a los candidatos del partido que aspiren a ser cargos públicos electos ha frenado la guerra latente por el control del partido en la Comunidad Valenciana.

Los afiliados del partido de Santiago Abascal votan telemáticamente desde el pasado martes la eliminación de este requisito que contemplan los actuales estatutos. Aunque todo apunta a que será ratificada en la Asamblea GeneralOrdinaria que celebra este sábado 23 de febrero en Madrid. En la misma, que será retransmitida por Internet, sólo podrán participar físicamente los representantes provinciales y la dirección estatal por el limitado aforo del local escogido.

En el caso de Valencia, la decisión adoptada ante la inminencia de elecciones generales,locales, autonómicos y europeos, ha servido para frenar en seco el conflicto que se gestaba desde hace meses por el control de la organización en uno de los territorios con mejores perspectivas electorales.

De aprobarse el cambio de los estatutos este sábado (necesita dos terceras partes del censo), el actual presidente del Comité Provincial de Valencia, José María Llanos, se blindará frente a las aspiraciones de Juan García Sentandreu. Este úlitmo, expresidente del partido anticatalanista Coalición Valenciana, abogado y candidato de la Falange Españolay de lasJONS tras el 23-F, se incorporó a las filas del partido de Abascal en julio de 2018 arrastrando a un nutrido grupo de militantes. 

Carrera por Valencia

Desde entonces, comenzó la carrera para tomar posiciones de cara al Ayuntamiento de Valencia o a la presidencia de la Generalitat, arropado por Cristina Seguí, uno de los rostros fundadores de Vox en 2014. Durante estos meses,han sido numerosos los tira y afloja entre Llanos, más próximo a posiciones católicas, y Sentandreu, más centrado en posiciones contra la inmigración irregular o el nacionalismo. Desde este sector reprochan a Llanos no estar sabiendo explotar todo el potencial del partido, minimizando su expansión orgánica para asegurar su poder. 

Si la militancia respalda el giro del Comité Ejecutivo Nacional, los comités provinciales tendrán la capacidad de proponer a los candidatos, a los que la cúpula estatal debe dar el visto bueno definitivo. Esos órganos provinciales sí son elegidos por los afiliados en primarias internas y en eso se escuda la dirección para negar una merma de la democracia interna de la organización.

El partido de Abascal quiere evitar con este movimiento posibles 'arribistas' o la llegada de candidatos atraídos por las buenas perspectivas de los sondeos, cuyos historiales puedan provocar problemas. Vox ha pasado en un año de 3.500 afiliados a cerca de 35.000



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba