ELECCIONES EUROPEAS 2019

Por qué las elecciones europeas son importantes: la mayoría de nuestras leyes se deciden en Bruselas

Al coincidir con las elecciones municipales y autonómicas se espera un incremento de la participación, tradicionalmente baja en estos comicios

Comisión Europea
Comisión Europea EFE

El domingo 26 de mayo se celebran elecciones al Parlamento Europeo (PE) y, aunque la participación en estos comicios es tradicionalmente baja, la composición final que tenga el Parlamento es muy importante para todos los países que componen la Unión Europea (UE) porque tres cuartas partes de la legislación que rige en sus países se decide en esa cámara legislativa. 

Francisco Fonseca, jefe de la Comisión Europea en España, recordaba hace unos días ante un grupo de jóvenes que participaban en la iniciativa "Habla de Europa" en Madrid, que cerca del 75% de la normativa que se aprueba cada año en España procede de Europa, y legisla en materias tan importantes como la migración, el medio ambiente, los derechos humanos o la protección del consumidor. 

El Parlamento Europeo tiene potestad para aprobar dos tipos de normativas: vinculantes y no vinculantes. Entre las primeras se incluyen los Reglamentos, que deben aplicarse en toda la UE y se publican en el Boletín Oficial de la UE, y las Directivas, que establecen "objetivos que todos los países deben cumplir" y son textos que deben trasponerse al Ordenamiento Jurídico de cada país.

Esto significa que cada país adapta el contenido de esa directiva y lo convierte en medidas que aprueba y publica en su Boletín Oficial del Estado. El PE aprueba también Decisiones, que son vinculantes para los países o empresas a las que se dirigen.

Entre la normativa no vinculante se incluyen las Recomendaciones, que sirven para dar puntos de vista y sugerir líneas de actuación, y los Dictámenes, que tienen una función similar.

A qué se destina el dinero

Además de legislar, el Parlamento Europeo tiene también competencias de supervisión (debate con el Banco Central Europeo sobre qué política monetaria es más adecuada, elige al presidente de la Comisión Europea, etc.) y tiene responsabilidades presupuestarias: decide a qué se destina el presupuesto y las inversiones que se hacen en cada país.

La participación en los comicios al Parlamento Europeo ha sido tradicionalmente baja en España y en el resto de países de la UE, pero siempre que ha coincidido con elecciones autonómicas y municipales ha experimentado un repunte, por lo que se puede esperar que el 26 de mayo, al darse esta situación, la participación sea superior a la de las últimas elecciones.

En 2014, un total de 15,92 millones de españoles (el 45,8%) votaron en las elecciones europeas la composición de los 54 escaños que le correspondían a España, 18,81 millones no acudieron a votar (el 54,16% de los electores), 290.189 emitieron voto nulo y 357.339 votaron en blanco.

"Esta vez voto"

La Unión Europea quiere que la participación suba en esta ocasión y está llamando al voto haciendo alusión al riesgo que suponen los partidos no democráticos.

"Vivimos en un mundo cada vez más globalizado y competitivo. Además el brexit ha demostrado que la UE no es un proyecto irrevocable. Y, aunque la mayoría de nosotros damos la democracia por descontado, lo cierto es que cada vez está más amenazada", señala en la página web 'Esta vez voto'.

Entre los desafíos más importantes a los que tendrá que hacer frente el Parlamento Europeo incluyen las migraciones, el cambio climático, el desempleo juvenil o la protección de los datos personales.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba