Política

El efecto Vox: mitos y realidades del auge a la derecha de la derecha

El partido de Abascal ha subido un 600% su intención de voto y superaría las 327.000 papeletas si se compara el último CIS con sus resultados el 26-J. PP y Ciudadanos temen que le arañe votos cruciales

Santiago Abascal, en el mitin de este domingo en Vistalegre.
Santiago Abascal, en el mitin de este domingo en Vistalegre. EFE

El éxito de Vox en su mitin del palacio de Vistalegre de Madrid ha generado una duda razonable sobre la capacidad del partido que preside Santiago Abascal de abrirse un espacio propio a la derecha de la derecha. PP y Ciudadanos, que pugnan por la hegemonía del centro derecha, han quitado yerro a Vistalegre. Y recuerdan que la batalla electoral es larga. Sin embargo, y por causas diferentes, admiten que hay motivos para la preocupación. El barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) atribuye a Vox un 1,4% de intención de voto. Es un 600% más que el 0,20% de las papeletas que obtuvo en las generales del 26-J en 2016. 

La tendencia ascendente de Vox, tanto en las encuestas como en el crecimiento de su afiliación, ha sido refrendada por el acto multitudinario de este pasado domingo. El eco ha sido tan fuerte que ha obligado a PP y Ciudadanos a salir al paso del fenómeno, similar al de otras formaciones de ultra derecha en el resto de Europa.

El partido naranja ha dado una larga cambiada al tema Vox. Sus portavoces han respondido con generalidades, evitando calificar al partido de extrema derecha y sin entrar al fondo de la cuestión. Ciudadanos confía en que el temporal amaine rápido. El líder popular Pablo Casado ha tenido palabras de comprensión y cercanía. Ha afirmado que comparte "muchas ideas con Vox, aunque otras no" y que tiene una relación excelente con Abascal.

Aznar para frenar a Vox

Eso es lo que han dicho ambos partidos en público, atropellados por las preguntas y el impacto del mitin. De puertas para adentro, en privado, existe preocupación. La inquietud es algo más intensa en el seno del PP. Vox logró 46.781 votos el 26-J. Si se extrapola este resultado al 1,4% del CIS, Abascal estaría en 327.467 papeletas. El margen es insuficiente para entrar al Congreso o lograr el escaño en las europeas del 26-M del 2019. Lo que preocupa es la progresión.

Fuentes de PP y Ciudadanos calculan que tres cuartas partes del voto de Vox procede del PP. En el partido naranja reconocen que hay simpatizantes y exvotantes de la formación de Abascal que han mostrado interés por Ciudadanos, especialmente después del proceso separatista en Cataluña. La diferencia es que Ciudadanos no detecta fuga de votos entre sus seguidores como le ocurre al PP, pero sí un electorado que duda entre las opciones de la derecha.

Casado se ha propuesto, en sus propias palabras, convertir al PP en el partido que aglutine todo el voto "a la derecha del PSOE". Su principal enemigo es, sin duda, Ciudadanos pero Vox es una amenaza. El presidente del PP ha templado su mensaje ante el éxito de Vistalegre. Fuentes populares están convencidas que el discurso de Casado, más conservador que el de Mariano Rajoy, puede frenar a Abascal. El PP también confía en que una mayor presencia pública del ex presidente José María Aznar, con su apoyo inequívoco a Casado, contribuya a conjurar el peligro. 

Fotografía facilitada por Cadena Cope del ex presidente del Gobierno José María Aznar.
Fotografía facilitada por Cadena Cope del ex presidente del Gobierno José María Aznar. Cadena Cope

Vox se ha mostrado especialmente fuerte en Madrid, donde logró la mitad de sus votos en las anteriores elecciones. Pero también tiene un respaldo significativo en Castilla y León, Murcia y Castilla La Mancha. Son feudos en los que Abascal arriesga la mayoría absoluta del centro derecha. No tanto por sus opciones de lograr diputados, sino por lo que resta en la asignación de escaños. Así ocurrió en Madrid en 2015. Vox obtuvo casi 10.000 votos, pero no entró al Ayuntamiento. Esperanza Aguirre, candidata del PP, se quedó a 8.000 papeletas de sumar un concejal que hubiera dado más ediles a la suma PP-Ciudadanos que a PSOE-Podemos. Manuel Carmena acabó siendo la alcaldesa.

Cs ganará al PP con Vox fuerte

Fuentes de Ciudadanos admiten que Vox amenaza esa mayoría del centro derecha, también a nivel nacional. Sus encuestas, en la línea del CIS, detectan la progresión de la formación de Abascal. Estas fuentes advierten también que el PP de Casado tendrá muy difícil ganar a Albert Rivera si Abascal mantiene esta tendencia ascendente

Albert Rivera.
Albert Rivera. EFE

Ciudadanos pide prudencia, a pesar de los síntomas. Asegura que la carrera electoral es larga. Recuerdan, por ejemplo, que lo más probable es que Vox no presente candidato a las elecciones andaluzas, que se celebrarán el próximo 2 de diciembre. La estrategia de Abascal, cuyo partido ejerce la acusación particular contra los líderes del proceso separatista en el Tribunal Supremo, pasa por lograr representación en las europeas del 26-M del próximo año, y utilizar ese resultado como plataforma para entrar al Congreso en las generales.

Tanto en PP como en Ciudadanos consideran que la multiurna -son elecciones europeas, municipales y autonómicas simultáneas- no favorece a Vox. El partido no podrá presentar candidatos en una gran parte del país. El partido de Abascal tiene a su favor que las europeas son circunscripción única y Vox no necesitará llegar al umbral del 3% como en las generales para conseguir un diputado.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba