Elecciones 21D Los constitucionalistas se vuelcan en que no haya pucherazo en pueblos pequeños

En PP y Ciudadanos preocupa sobre todo el desarrollo de la jornada en áreas menos pobladas, mientras que en el PSC aseguran que confían en las garantías del sistema. Societat Civil Catalana ejerce de intermediario para facilitar la presencia de voluntarios en zonas rurales

Albert Rivera e Inés Arrimadas, durante una reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos.
Albert Rivera e Inés Arrimadas, durante una reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos. EFE

Mucho se está hablando en estos días de la ciberseguridad del 21D, pero ésta no es la única preocupación de los partidos que concurren a esas elecciones. En lo que se viene denominando como bloque constitucional, algunos temen por la "limpieza" de la jornada especialmente en zonas menos pobladas en las que los independentistas son mayoría y, por eso, PP y Ciudadanos quieren hacer un esfuerzo especial para reforzar su presencia en estas áreas. En esto se ha implicado también la organización Societat Civil Catalana (SSC), que ha ejercido de intermediaria entre interesados en participar como voluntarios en el proceso y los partidos políticos, con un objetivo claro: llegar a todas las poblaciones de la Cataluña rural.

PP y Ciudadanos, además de PSC, han previsto aumentar el número de sus interventores y apoderados con ayuda de simpatizantes y militantes llegados de otros puntos de España. Pero, a estos esfuerzos se sumaron los de la asociación civil que, hace un mes, ofreció un número de teléfono y un correo electrónico a quienes quisieran participar como interventores o apoderados el 21D, para ponerlos en contacto con los partidos.

En total, según fuentes de SSC, han hecho esta labor de mediación para medio millar de personas, que respondieron a esta oferta con una meta muy definida: ayudar a que se pueda ejercer el derecho al voto sin dificultades en todo el territorio. Y para ello, ya que consideran que las áreas metropolitanas están suficientemente cubiertas, se han centrado en zonas del interior, menos pobladas, en las que los partidos constitucionalistas pueden contar con menos voluntarios, en las provincias de Tarragona, Girona y Lleida.

Eso sí, desde esta asociación se asegura que esta iniciativa no parte de "sospechas", sino que su voluntad es "ayudar a la gente" y facilitar a los votantes que puedan ejercer su voto, evitando cualquier dificultad que puedan encontrarse si, al llegar al colegio, no encuentran ningún apoderado de las listas que piensan votar.

En el PP catalán tienen previsto recibir la ayuda de unos 1.600 voluntarios de toda España

Sin embargo, en el PP y en Ciudadanos sí existe preocupación por cómo pueda desarrollarse la jornada en esas pequeñas localidades de aplastante mayoría independentista. Y para eso, quieren reforzar la presencia de sus voluntarios, a quienes han hecho llamamientos a través de sus páginas web. 

En el PP catalán tienen previsto recibir la ayuda de unos 1.600 voluntarios de toda España, según fuentes del partido, que recuerdan que este desembarco ya se planificó en las elecciones de hace dos años y se ha hecho tradicionalmente en el País Vasco. Y Ciudadanos también ha animado a sus simpatizantes a ser sus "ojos" y su "voz" en los colegios electorales. 

Su intención es garantizar que la jornada se desarrolla sin problemas y sin presiones en los colegios. Por eso, un primer esfuerzo ha sido el de llegar a todos los buzones posibles, para que todos sus potenciales votantes pudieran llevar la papeleta desde casa a la urna.

En algunas zonas, se ha promovido un acuerdo entre las fuerzas constitucionalistas para "poner en común" a sus voluntarios y comprobar que tienen presencia en todos los colegios electorales de la provincia y garantizar así la "limpieza" de las elecciones

Pero en el partido naranja reconocen que siempre han tenido un déficit de apoderados e interventores en las zonas de interior y hay lugares a los que sencillamente no llegan. Por eso, fuentes de esta formación aseguran que, en algunas zonas, se ha promovido un acuerdo entre las fuerzas constitucionalistas para "poner en común" a sus voluntarios y comprobar que tienen presencia en todos los colegios electorales de la provincia y garantizar así la "limpieza" de las elecciones.

Desde el PSC niegan tales pactos e incluso la preocupación porque la jornada vaya a tener más dificultades que otras. El partido que lidera Miquel Iceta también recibirá voluntarios de otros lugares de España, sobre todo de la Comunidad Valenciana, regiones catalano-parlantes de Aragón y Baleares, pero insiste en que es algo "habitual" en las elecciones y no responde a una necesidad de vigilancia mayor. Como en otras ocasiones, subrayan, las fuerzas de seguridad estarán pendientes del desarrollo de la jornada.

Pero, además, recalcan que el votante socialista no necesita una mayor presencia del partido, más allá de lo habitual, porque, entre otras cosas, a estos comicios llega reforzado por el espíritu de autoafirmación en el que ven al PSC en los últimos meses. Durante todo este proceso, recalcan, sus cargos y militantes han aguantado presiones y llegan a estas elecciones por primera vez con la expectativa de mejorar sus resultados electorales, algo que no ocurre desde hace muchos años. 

Al margen del Ayuntamiento de Barcelona, el PSC es el único partido no independentista que cuenta con alcaldías en Cataluña, más de un centenar. Ciudadanos, que es la segunda fuerza en el Parlament y al que algunas encuestas sitúan con posibilidades de ser la primera fuerza en votos el próximo 21D, no tiene ningún Ayuntamiento, mientras que el PP gobierna sólo en uno. Esto hace que el músculo desplegado por el territorio sea mayor en el caso de los socialistas y que los otros dos partidos se encuentren con más dificultades.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba