Las grabaciones del comisario

Villarejo dice que informaba a Corcuera de las grabaciones pagadas con fondos reservados

El excomisario se refiere al exministro socialista como "Corcu" o "Corco", a quién asegura que le mostraba sus trabajos y con el que habría llegado a un acuerdo para compatibilizar su empleo en la Policía con sus negocios privados: "En el 92 me llama Corcuera para que vuelva como agente encubierto" 

José Luis Corcuera con Ana Pastor durante el 39 aniversario de la Constitución
José Luis Corcuera con Ana Pastor durante el 39 aniversario de la Constitución Chema Moya

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde hace un año como presunto cabecilla de "un clan policial mafioso", según la Fiscalía Anticorrupción, aseguró en 2005 a su socio, el también comisario Enrique García Castaño, que las grabaciones que realizó en los años 90 y por la que aseguró que le debían 80 millones de pesetas (480.000 euros) de fondos reservados las escuchaba en el despacho con el entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera, según consta en una grabación, a la que ha tenido acceso 'Vozpópuli', y que está incluida en la investigación que desarrolla el juez Diego de Egea en la Audiencia Nacional.

En la grabación, realizada el 25 de octubre de 2005 por el propio Villarejo, el excomisario se refiere a Corcuera de forma indistinta como "Corcu" o "Corco". Y este "Corcu" habría sido la persona, siempre según las grabaciones, que le readmitió en la Policía tras su excedencia en 1993. En otros documentos firmados por el propio Villarejo a los que tuvo acceso Europa Press, afirma que su persona de confianza en ese momento dentro de la Policía era el entonces subdirector operativo Agustín Linares

Precisamente otra grabación hecha por Villarejo, y publicada por Moncloa.com despeja las posibles dudas sobre la identidad de "Corcu", ya que da el nombre completo de Corcuera como la persona que le reintegró en 1993 en el Ministerio del Interior. Según la Fiscalía Anticorrupción, Villarejo permaneció en excedencia voluntaria entre el 13 de agosto de 1983 y el 29 de junio de 1993, cuando todavía Corcuera era el titular de Interior.

No dice nada

Sin embargo, a preguntas de 'Vozpópuli', José Luis Corcuera, que fue ministro del Interior desde el 7 de julio de 1988 hasta el 24 de noviembre de 1993, recordó que Villarejo "volvió un poco antes o un poco después de haberme ido yo", por lo que consideró que no tiene nada que decir sobre él.

Además, el exministro apuntó la posibilidad de que cuando Villarejo se refiere a que las grabaciones se las llevaba al "Corcu" o "Corco", el excomisario se puede estar refiriendo al nombre que se da en Euskadi a la zona del sujetador en las que las campesinas suelen esconder algunas cosas para que no les roben: "El colco era donde se metía la cartera mi tía y daba la paga a mis primos. Entre el pecho y el sujetador", especificó el exministro socialista, que no cree que la referencia "Corcu" sea hacia él.

El que fuera titular de la cartera de Interior en los Gobierno del PSOE de Felipe González destacó a este diario que algunos de los agentes a los que alude Villarejo, al igual que Margarita Robles, permanecieron o se incorporaron al Ministerio del Interior tras su salida en 1993, por lo que todas estas personas ya no tendrían nada que ver con él.

Lucha antiterrorista

Ante la pregunta concreta de 'Vozpópuli' a Corcuera sobre si pactó con Villarejo que compatibilizara sus negocios privados con su trabajo de Policía, unos hechos por los que permanece en prisión el comisario jubilado, el exministro socialista respondió: "Si una persona en este país, por lo menos en mi época, presta un servicio en la lucha antiterrorista, no tenga la menor duda. Sea anónimo, o lo que sea. Si da a la Policía o a la Guardia Civil algo que conduzca a detener a un comando, no tenga la menor duda".

"¿Y a estas personas que como en este caso ayudan al Estado, cómo se les pagaba?", interpeló de nuevo este diario a Corcuera, que respondió: "¿Que cómo se le pagan? ¿Pues para qué cree que están los fondos reservados?", para después asegurar que no tenía ni idea con quién pactó Villarejo el cobro de fondos reservados, y que entonces era funcionario público.

Corcuera fue obligado a reconocer en 2001 que él mismo había comprado joyas por un valor de 7 millones de pesetas para las esposas de sus empleados a cargo de los fondos reservados.

En la grabación de 2005, García Castaño le preguntó a Villarejo qué hacía después el entonces ex subdirector general operativo de la Policía [Agustín] Linares con las grabaciones pagadas con fondos reservados, ante lo que el excomisario espetó: "No, no, no, directamente al Corco (sic). Llegaba por las mañanas, dos o tres veces a la semana, el Corco, algún tema, y algunas cosas las oíamos ahí en el despacho, y me acuerdo que [le decía al] Corcu: oye ¿y esto qué te parece?", indica el excomisario en el audio.

"El Corcu llamó"

Y entonces Villarejo prosigue en la grabación con su explicación, en la que aseguró que se enteró de la financiación ilegal del PSOE del 'caso Filesa' "diez días antes" por un "picotazo" al editor y director de 'Vozpópuli', Jesús Cacho, que firmó el 29 de mayo de 1991 en el diario 'El Mundo' una información exclusiva sobre la financiación ilegal del PSOE: "Porque habían llamado a Cacho, que llamó a Pedro J. [Ramírez] porque había un argentino, que me acuerdo que el 'Corcu' llamó a no se quién, sería a (inaudible) o su puta madre, y me dijo: me han dicho que no tiene importancia", indica Villarejo en el audio de 2005.

Sin embargo, el excomisario asegura que entonces "los gilipollas" mandaron por la noche "a dos tontos del distrito a trincar al argentino para echarlo de España, y se equivocaron y se fueron al piso de arriba: el tío se acojona, se pierde, y se va por la noche a hablar con una abogada, y a partir de ahí ya…", dijo Villarejo, ante lo que García Castaño completó: "La bronca".

Villarejo prosiguió con su explicación de los hechos y aseguró a García Castaño que en toda esa época no había tenido el respaldo de "nadie". Algo que habría cambiado tras llegar a un supuesto acuerdo con el ministro Corcuera para que se reincorporara a la Policía tras su excedencia.

"Yo hasta el 92 estaba excedente, formalmente, es decir, me arrancan la cabeza, y además fue el propio 'Corcu', oye, que los informes que haces no puede ser un tío de la calle, y es cuando firmé el acuerdo con ellos, yo sigo con mis empresas, pero, de acuerdo, la pasta se la doy a los huérfanos, no, no, no puedes. Bueno pues en tal sitio me ingresáis la nómina", dijo Villarejo.

"Maldades del tema"

Precisamente, en una grabación de 21 de julio de 2009, y hecha pública por el periódico Moncloa.com, Villarejo explica a la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que en 1992 el ministro socialista, José Luis Corcuera, le llamó para que volviera de su excedencia de la Policía: "Me llama Corcuera y me dice estás trabajando... porque yo trabajaba con cosas delicadas en el norte, controles de teléfonos, en fin, maldades del tema, y [Corcuera] me dijo, yo no puedo... un tío que esté fuera que me haga informes y me pide, ¿por qué no vuelves como agente encubierto?", dijo a Cospedal Villarejo, que se reincorporó a la Policía un año después, en 1993, siendo todavía José Luis Corcuera ministro del Interior.

Además, en la conversación de 2005 con García Castaño, el comisario hoy en prisión provisional sin fianza destacó que en el Ministerio del Interior no tuvieron valor para acabar con él: "No tienen cojones de darme matarile, porque era la única solución, o sea, que no tienen cojones, el único que sabía que yo no iba a hacer nada era el Agustín, yo soy un tío leal, ¿pero los demás?, eso fue por lo que me salvé", se confesó el excomisario.

Margarita Robles

"Un día me cogió el Enrique Feliz (sic) me citó con la Margarita [Robles]: vamos a calmarnos todos. Y yo: me cago en vuestra puta madre, yo en aquella época estaba con los cables cruzados. El tonto de Miguel Ángel Alonso me cita para no se qué, mal tipo además", prosiguió Villarejo, que aseguró a García Castaño que el subdirector general operativo de la Policía que había sucedido a Agustín Linares, Miguel Ángel Alonso, le llegó a amenazar.

Margarita Robles, ahora ministra de Defensa, fue secretaria de Estado del Ministerio del Interior entre el 14 de mayo de 1994 y el 4 de mayo de 1996. Y fue la responsable de la destitución de Agustín Linares, considerado el padrino de Villarejo en la Policía.

Y en otra estas grabaciones, de 2005, Villarejo mostró su evidente animadversión hacia Margarita Robles, a la que llegó a calificar como "una tía perniciosa, inútil y chunga", tal y como se puede oír en los audios incluidos en esta información.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba