Política

Abascal abre la polémica del uso de armas sin acotar su reforma de la legítima defensa

Vox insiste ante las críticas de PP, PSOE y Cs en que no defienden que los ciudadanos puedan ir armados por la calle ni apuestan por la venta libre de armas

Rocío Monasterio, junto a Abascal y Ortega Smith
Rocío Monasterio, junto a Abascal y Ortega Smith

Santiago Abascal puso este martes sobre la mesa la posibilidad de utilizar armas de fuego contra intrusos en el domicilio. Lo hacía en la primera entrevista que concede de cara a las elecciones generales del 28 de abril. El líder de Vox plantea una ampliación del concepto actual de legítima defensa que recoge el Código Penal para que se exima de responsabilidad criminal a aquel que dispare contra un posible ladrón en su domicilio. 

Sin embargo, Abascal no concretó cómo se podría materializar la propuesta destinada a españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales. "Escucharemos a los profesionales y expertos, y sobre todo a la gente de la calle cuando haya que hacerlo", respondió. Hace dos semanas sí elogió una reforma impulsada en Italia que defiende el ministro del Interior, Matteo Salvini, mediante la que cualquier persona puede disparar a un intruso que amenace con usar un arma de fuego, aunque no llegue a mostrarla.

Abascal calificó un "acierto político reconocer el derecho a defender nuestro hogar" que su partido ya dejaba caer en el documento de 100 medidas urgentes presentado antes de las elecciones andaluzas. "Los españoles podrán hacer uso de la fuerza proporcional para defender su hogar, para ello se ampliará el concepto de legítima defensa", rezaba el texto. Sin embargo, en la entrevista no entraba en detalles sobre los límites que tendría en el caso español el uso de las pistolas en casa.

El artículo 20.4. del Código Penal actual recoge como atenuante obrar "en defensa de la persona o derechos propios o ajenos". Aunque marca tres requisitos: una agresión ilegítima, la necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla y la falta de provocación por parte del defensor. Asimismo, se recoge como agresión ilegítima "la entrada indebida" en el domicilio.

El líder de Vox se limitó a señalar que los ciudadanos que cumplan los requisitos puedan usar el arma "en situaciones de amenaza real para su vida sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron". Un extremo ya previsto en la legislación si se cumplen los requisitos antes señalados. 

Abascal apoyaba su propuesta en casos aún pendientes de resolución judicial como una condena a dos años y medio de cárcel de un anciano que mató al ladrón que asaltó su casa en Tenerife o el policía local sevillano que se enfrenta a 20 años por disparar a los asaltantes de su domicilio en 2011.

Yo no quiero un país con tiroteos en los colegios ni locos con pistola"

Albert Rivera (Ciudadanos)

Todos los partidos aprovecharon la polémica para echar encima del líder de Vox. "Yo no quiero un país con tiroteos en los colegios ni locos con pistola. Yo sí apoyo y confío en nuestra Guardia Civil y Policía Nacional, que hacen un gran trabajo garantizando la libertad y seguridad de todos. Más medios y recursos policiales y menos ocurrencias", dijo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. "Es muy insensato, nosotros no queremos armas, no queremos de ninguna de las maneras parecernos a Estados Unidos en ese aspecto", apuntó la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa.

Aunque los más duros fueron los populares. Abascal "no aparece en los medios" y se dedica a hacer propuestas como "llevar armas por la calle", señaló el presidente del PP, Pablo Casado. Acusó a la formación de Abascal de no saber "gobernar ni una concejalía" y la afirmación del vicesecretario de Organización del partido y jefe de la campaña, Javier Maroto, obligó a Vox a aclarar el asunto.

"No vender en supermercados"

Desde la formación insisten en que su propuesta no está pensada para que los ciudadanos "puedan ir armados por la calle" ni busca que las pistolas "se vendan en los supermercados". Sin embargo, el debate no se produce sólo de puertas para fuera, sino que algunas voces del partido cuestionan la oportunidad de poner esta polémica sobre la mesa en plena precampaña y con un incierto rédito electoral. Los barómetros del CIS no señalan la inseguridad como una preocupación acuciante para los españoles.

Desde la formación insisten, en cambio, en que la medida se dirige especialmente a todos aquellos potenciales votantes que viven en zonas rurales donde el cada vez más mermado despliegue de efectivos de la Guardia Civil tarda en llegar. "Creemos que hay que ampliar la legítima defensa para que no se produzcan situaciones injustas", sentencian.  

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba