Caso Tándem

Villarejo acusa a un ministro de Guinea de buscar mordidas de Repsol y Caixabank

Un portavoz de la entidad financiera rechaza la existencia de cualquier acuerdo con Gabriel Mbega y fuentes del sector energético niegan que Repsol haya participado en reuniones con autoridades guineanas en las que se reclamaran pagos

Teodoro Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial.
Teodoro Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial. Efe.

El denominado informe King elaborado por el excomisario José Manuel Villarejo para la dictadura de Guinea Ecuatorial asegura que uno de los hijos del actual presidente, Teodoro Obiang Nguema, en concreto Gabriel Mbega, ministro de Hidrocarburos, tenía la intención de pedir mordidas a Repsol y Caixabank a cambio de darles entrada en el país africano, según consta en un documento de 17 de febrero de 2012.

Vozpópuli se ha puesto en contacto con un portavoz de Caixabank, quien ha rechazado de forma categórica cualquier vínculo con Gabriel Mbega o con el propio Villarejo. En similares términos se expresan fuentes del sector energético que rechazan la existencia de cualquier reunión por parte de Repsol con autoridades guineanas en las que se reclamaran pagos.

Por su parte, Villarejo basa esa información en una fuente que califica de "fiable" y que supuestamente era muy próxima al propio Gabriel Mbega. Esta fuente, que no identifica, habría sido la que le confirmó que este hijo de Obiang había tenido una conversación con el responsable de Societé General en España, Donato González: "Donde [Gabriel Mbega] está pretendiendo un acercamiento con responsables de Repsol y de La Caixa (con intereses en Gas Natural), para posibles actuaciones en Guinea a cambio de apoyos económicos, actualmente en proceso", especifica el dosier, a cuyo contenido ha tenido acceso Vozpópuli.

A su vez el excomisario, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, completa, en relación a Gabriel Mbega, que Donato González "ha tenido varias reuniones estratégicas en Francia para solicitar la apertura de cuentas en zonas de paraísos fiscales de confianza". Precisamente, en otra grabación, esta perteneciente a la pieza separada Iron del caso Tándem, Villarejo confirma que Donato es "muy tronco" suyo.

Reunión con Pemex

El informe King, por el que Villarejo cobró 5,3 millons de euros, pone de manifiesto que Gabriel Mbega había mantenido en meses anteriores varias reuniones celebradas en "el Hotel Puente Romano de Marbella", con responsables de la petrolera mexicana Pemex: "Con la presencia del abogado Matías Cortés, con el fin de establecer nuevas alianzas, solicitando una suculenta comisión pendiente de recibir", completa el documento.

Además, Villarejo explica que Gabriel Mbega cuenta con varios apoyos en su intención de  situarse en la primera fila de sucesión a la presidencia de Guinea Ecuatorial: "Desde ayudas de determinados servicios secretos europeos y de EEUU, que consideran que con él los intereses de las compañías de sus respectivos países van a mejorar.

Y el informe da entonces nombres de empresas de Estados Unidos que supuestamente estaban financiando a Gabriel Mbega, que según Villarejo quería hacerse con el poder en el país africano: "Exxon Mobil, Chevron Texaco, Amerada Hess y Marathon Oil han aportado mucho dinero a un fondo común casi ilimitado, para forzar a que Gabriel Mbega sea el próximo presidente de Guinea".

Ingresos del petróleo

Todas estas empresas, siempre según el informe de Villarejo, aceptaron "las recomendaciones" del entorno de Gabriel Mbega, que según el documento consistían en pagar un porcentaje de los ingresos procedentes del petróleo a varias cuentas corrientes: "Por supuesto fuera del territorio nacional de Guinea y a nombre de diversas sociedades manejadas por ellos", se puede leer en el dosier.

Villarejo va incluso más allá en sus conclusiones, y sostiene que la "poderosa" capacidad económica de Gabriel Mbega ha favorecido incluso la creación en los EEUU de un importante lobby que le apoyaba: "Y que hace publicidad positiva, destacando en especial la petrolera Marathon Oil que solo en 2011 aportó la cantidad de 100 millones de dólares de fondo de maniobra para ayudar a Guinea (en realidad a Gabriel Mbega) en su futuro".

El informe resalta el hecho de que Gabriel Mbega tiene una importante capacidad económica "opaca" en el exterior, algo que según Villarejo le hace actuar "con cierta dosis de impunidad", ya que manejaba la capacidad de contratación de ciertos servicios sin tener un control por parte del consejo de Gepetrol, la empresa nacional del petróleo de Guinea Ecuatorial.

Además, Villarejo asegura que Gabriel Mbega está haciendo un esfuerzo para "desprestigiar" a Teodorín y propiciarle toda suerte de problemas jurídico-políticos: "Parte de los efectivos que trabajan como detectives privados están actuando en Europa en el ámbito del entorno de mayor confianza de la Primera Dama, para acreditar el uso de importantes sumas de dinero, filtrando los datos a los enemigos de Guinea y de esa manera desacreditar todo lo referido a quien va a intentar apartar de la sucesión a la presidencia".

Familia materna

Y el informe, citando de nuevo "fuentes fiables", completa que el entorno de Gabriel Mbega estaría recopilando datos en China, Hong Kong, Dubai e incluso EEUU: "Para dañar lo máximo posible a la familia materna de Teodorín", especifica el informe King.

En el documento, Villarejo anuncia entonces su plan de acción, que se basaba en controlar todos los movimientos de Gabriel Mbega, captando la información que les permitiera adelantarse a sus estrategias.

Villarejo escribe que realiza el trabajo con el apoyo de informadores involuntarios, con tres fuentes "muy solventes del entorno más próximo de Gabriel Mbega, en especial una de ellas, una muy cercana de su esposa y otras cercanas a las entidades bancarias".

El informe también analiza de forma exhaustiva la capacidad económica de Gabriel Mbega, quien según el trabajo de Villarejo tenía la mayor parte de su dinero en China y en Antillas Holandesas a través del ABN Amro de Curaçao, operando a través de la banca privada Mees Pierson, y siendo su representante su director, Victor den Hoedt, "que le cobra el 5% de su saldo por manejarlo en su ausencia".

110 millones

Una parte de esta estructura financiera diseñada por el rival de Teodorín, prosigue Villarejo, se lleva en el despacho de abogados Morgan & Morgan de Liechtenstein que está especializado en fundaciones. El excomisario habla también de diferentes cuentas en varios países, en las que Gabriel Mbega tendría un mínimo de 110 millones de dólares.

Y como conclusión final, Villarejo aconseja continuar con el "control" de Gabriel Mbega: "Salvo que se dé por perdida la batalla de imagen frente a él y se acepte su hegemonía frente a Teodorín en el futuro Gobierno. Si se está decidido a presentarle batalla, hay que reiterar que se deben resolver, además de los medios a utilizar, también la escasez de datos hasta ahora facilitados, que hasta ahora han sido prácticamente nulos", se queja el excomisario.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba