Corrupción

La tarjeta 'black' del líder minero asturiano: 434.158 euros en tiendas, restaurantes y coches de alta gama

José Ángel Fernández Villa tiró del plástico del SOMA-UGT para comprar puros, sombreros, flores, perfumes, maletas, productos 'delicatessen', libros y DVD, al mismo tiempo que abonó gastos en centros dietéticos, farmacias, parafarmacias y "en numerosos y conocidos restaurantes"

José Ángel Fernández Villa, entre Cándido Méndez y José Luis Rodríguez Zapatero
José Ángel Fernández Villa, entre Cándido Méndez y José Luis Rodríguez Zapatero EFE

El histórico líder del Sindicato Obrero Minero de Asturias (SOMA-UGT), José Ángel Fernández Villa (Tuilla de Langreo, 1943), que fue diputado en la Junta General del Principado de Asturias y senador autonómico por el PSOE, gastó de forma irregular 434.158 euros del sindicato que presidió con "dominio absoluto", según las conclusiones hechas públicas por el fiscal del caso, Enrique Valdés-Solís, en el juicio que finalizó el pasado 25 de julio en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias.

En el escrito de acusación, el fiscal sostiene que Fernández Villa se adueñó de 243.462 euros de las dietas sindicales por participaron en las reuniones de la empresa pública Hulleras del Norte SA (Hunosa), al mismo tiempo que cobraba cantidades de carácter personal y utilizó las tarjetas de crédito: "Estos gastos [...] obedecían a la utilización del patrimonio del SOMA como si fuese privativo del acusado, aprovechando su situación de poder absoluto", concluyó Valdés-Solís en la vista oral.

El escrito de Fiscalía, al que ha tenido acceso Vozpópuli, relata durante diez folios el expolio de Fernández Villa de las cuentas de su sindicato. Así destaca que el acusado hizo compras personales con las tarjetas del sindicato, a semejanza de lo que hicieron los exdirectivos de Caja Madrid con sus tarjetas 'black', y por lo que fueron condenados en la Audiencia Nacional.

Puros y 'delicatessen'

El fiscal Enrique Valdés-Solís asegura, en este sentido, que Fernández Villa utilizó las tarjetas del SOMA-UGT "n su único y exclusivo interés". En concreto, realizó compras "sin justificación" en diversos conceptos y establecimientos: "Entre otros, en puros, sombreros, flores, centros dietéticos, maletas, farmacia y parafarmacia, en 'delicatessen', en libros, DVD o música, en numerosos y conocidos restaurantes y en perfumes".

Y por otra parte realizó gastos, entre otras tiendas, en El Corte Inglés, en Kopa Vestir, en FNAC, en Forum Sport, en Hipercor, en Aldeasa, en Millennium Aeropuerto, en Shop in Storm, en General Óptica, en Joyería Cuétara, en Iberia, en Cristal Music SL, en Lodging-Hotels y en Nat Aeropuerto Barajas, etc. 

Además, presentó hojas de gastos por todo el kilometraje que realizaba con el coche del sindicato, ingresó las compras de carburante, multas que se le habían impuesto, costes de mantenimiento y reparación del vehículo y el seguro de varios años (lo que es claramente incompatible con lo anterior).

"Elevado importe"

Del mismo modo, además de las dietas por alimentación, cobró los gastos de restaurantes y comidas: "En idéntico modo de proceder, presentaba relaciones de gastos en parkings, prensa y otros conceptos, de muy elevado importe, y carente de toda justificación", destacó el fiscal asturiano.

Con sólo una tarjeta de crédito, y entre los años 2001 y 2007, Fernández Villa desembolsó a nombre del SOMA-UGT 37.120 euros en estos conceptos. Y a partir de 2008, con otras tarjetas detectadas, también saqueó 36.082 euros hasta 2012, al mismo tiempo que destinó 13.779 euros en metálico para gastos personales.

El exlíder del sindicato minero asturiano también tenía pasión por los coches de alta gama. Y pese a que tenía un coche oficial (primero un Audi A6 y después un Audi A4), adquirió a su nombre, pero con el dinero del SOMA, otros tres vehículos: un Audi A4 (16.764 euros) y dos Mitsubishi Montero, por los que el SOMA-UGT abonó 33.520 y 52.111 euros. La Fiscalía asegura que en este último caso el sindicato pagó 24.220 euros de más, que se transfirieron a Fernández Villa. El seguro, de 13.936 euros, también corrió a cargo del sindicato minero.

Cobraba de más

En el caso del Audi A4, Fernández Villa recibía 882 euros todos los meses para pagar el vehículo. Sin embargo, pese a que el coche se abonó al completo en 2008, el SOMA-UGT mantuvo las transferencias durante dos años más, hasta 2010, lo que supone que Fernández Villa ingresó del sindicato 16.764 euros de más.

Al final del juicio, que finalizó el 25 de julio pasado, el responsable del ministerio público mantuvo las penas solicitadas para el ex líder minero que son por cinco años de prisión, diez meses de multa a 150 euros de cuota diaria.

Además, el fiscal reclama una indemnización para el SOMA-Fitag-UGT por 434.158 euros por un delito de apropiación indebida de manera continuada. Asimismo, el fiscal puso de manifiesto que la capacidad económica del acusado es clara ya que regularizó 1,4 millones de euros gracias a la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba