Referendum en Cataluña Pinza entre PP y Ciudadanos contra el 'funambulista' Iceta

PP y Ciudadanos le reprochan al PSC su 'equidistancia' frente al independentismo. Hablan del 'funambulismo' y el 'colaboracionismo' de Iceta. 

El líder del PSC, Miquel Iceta, en el Parlament en una imagen de archivo.
El líder del PSC, Miquel Iceta, en el Parlament en una imagen de archivo. EFE

"Al PSC se le debería caer la venda de los ojos". Andrea Levy, vicesecretaria del PP, le reprochaba  al PSC su 'equidistancia' frente a los independentistas. Los grupos del PP y Ciudadanos de Cataluña presentaron el lunes un recurso de amparo ante el Constitucional por la reforma del reglamento del Parlamento catalán. Esta iniciativa de los separatistas ha sido asimismo denunciada por el Gobierno central ante el TC, que la admitió a trámite.

Desde el retorno de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE, los socialistas catalanes han desempolvado su tradicional papel de partido equidistante. Ni soberanistas ni 'unionistas. Tercera vía. Se alinean formalmente con los constitucionalistas frente al proyecto secesionista de Puigdemont, pero pretenden no mostrarse demasiado en compañía de PP y Ciudadanos. No se sumaron, así, a la fotografía de Andrea Levy y Lorena Roldán ante las puertas del edificio del TC antes de presentar su texto de amparo. Una ausencia llamativa, según medios políticos catalanes.

"Colaboracionistas" es el adjetivo que estas dos formaciones le endosan a los socialistas catalanes, empeñados en ejercer la táctica de equilibrio inestable que les ha llevado a la pérdida de más de 30 escaños desde que abandonaron la Generalitat. El PP y el partido naranja pretenden aprovechar esta deriva y pescar en el caladero socialista, algo despistado ante estos extraños zigzag en un momento tan decisivo. "Los socialistas del resto de España habrían visto con perplejidad que su partido en Cataluña no se hayan sumado a este recurso, seguro que muchos de ellos no lo han entendido", señaló Levy este martes.  

PP y Ciudadanos van de la mano en este envite. Pugnan en Cataluña por el mismo espectro sociológico, pero en estos momentos pretenden no mostrar demasiadas fisuras. El PP libra desde Madrid un firme combate contra el separatismo, un empeño compartido y hasta liderado por el partido naranja. Ciudadanos, por contra, se aleja de los populares en el asunto de la corrupción, donde se muestra intransigente contra el partido de Rajoy. Las encuestas parecen aprobar esta actitud.  

Alicia Romero, diputada del PSC, vino a darle la razón, al hablar de que hay que poner fin a la "escalada de enfrentamientos" y a que "sólo el diálogo tiene sentido". La vieja letanía de los socialistas catalanes que pretende contentar a casi todos. Rajoy nunca se ha cerrado al diálogo, dicen en Moncloa, es Puigdemont quien no quiere dialogar de algo que no sea el plebiscito ilegal.

Teléfono rojo desde Moncloa

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría mantiene informados tanto al PSOE como a Ciudadanos de cuantos pasos da el Gobierno central para atajar la celebración de la consulta del 1-0. Habla con Patxi López y con José Manuel Villegas, sus interlocutores al otro lado de la 'línea caliente'. Les comenta cada iniciativa, les transmite cada intención. El bloque constitucionalista ha de permanecer unido en esta etapa cargada de turbulencias.

Sáenz de Santamaría mantiene informados tanto al PSOE como a Ciudadanos de cuantos pasos da el Gobierno central para atajar la celebración del 1-0. Sus interlocutores son Patxi López y José Manuel Villegas

Rajoy no se fía de Pedro Sánchez, aunque en público asegura que, por el momento, siempre ha recibido muestras de comprensión en el problema catalán. "Cuando llegue la hora de verdad, esto es, la de pasar de las palabras a los hechos, habrá que observar cómo reaccionan", dicen en fuentes del Ejecutivo.

Miquel Iceta, líder de los socialistas catalanes, pretende no significarse demasiado en este pulso. Se muestra muy opuesto al plebiscito pero intenta permanecer alejado del PP. Tampoco se arrima a Ciudadanos. Un juego de equilibrios para el que ha mostrado relativa habilidad. El PP va a jugar a fondo esta baza, pretende convertirse en elsímbolo de la lucha contra el separatismo. Un papel que jugó en su día y que finalmente le arrebató el partido de Rivera.

¿Dónde está Inés?

Ciudadanos parte de mejor posición. Es la segunda fuerza en el Parlamento catalán. Sin embargo, atraviesa por momentos complicados. Inés Arrimadas tiene algún problema con la dirección de Madrid, dicen en su entorno. Desde que fue designada portavoz nacional del partido ha perdido pie en Cataluña. El día de la presentación del texto de amparo ante el TC, no estaba en la foto. Celebraba su primer aniversario de boda. Lorena Roldán, una diputada muy poco conocida a nivel nacional, tuvo que hacerle el trabajo. Una circunstancia que no ha sido bien entendida en sus propias filas. "¿Dónde estaba Inés?" 

Iceta se mueve ya en clave electoral. Fue designado oficialmente candidato de su formación en una reciente visita de Sánchez a Barcelona. También Arrimadas es formalmente la cabeza de lista en unos previsibles comicios autonómicos. En el PP se da por hecho que será Xavier García Albiol, aunque no ha sido designado formalmente para el papel. Rajoy se toma su tiempo. Lo hará en su momento. En Junts pel Sí nadie sabe nada. Están en el referéndum y no quieren hablar de comicios.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba