Política

Sánchez homenajeará al exilio republicano en su visita a López Obrador en México

El presidente del Gobierno será el primer dirigente en visitar al nuevo mandatario mexicano, cuya administración fue tachada de"populista" esta semana Josep Borrell

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará a México los días 30 y 31 de enero para reunirse con el nuevo mandatario de ese país, Andrés Manuel López Obrador. Una visita oficial a la que el jefe del ejecutivo pretende dar una gran importancia por cumplirse 80 años de la llegada de los primeros exiliados españoles acogidos por ese país después de la Guerra Civil, según informaron fuentes del gobierno español.

Sánchez tiene especial interés en esta visita debido a los lazos políticos, culturales, históricos y económicos entre ambos países. España es actualmente el segundo máximo inversor en México y su séptimo socio comercial, recuerdan desde el Gobierno. De ahí que después de reunirse con López Obrador en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, Pedro Sánchez mantendrá encuentros con empresarios mexicanos y españoles.

El presidente del Gobierno mantendrá un amplio contacto y diversos encuentros con descendientes del exilio español en México

Además de la agenda política y económica, la visita va a constar de un tercer bloque al que el presidente del Gobierno quiere dar especial importancia: el 80 aniversario de la llegada de los casi 20.000 exiliados españoles que fueron acogidos por México al término de la Guerra Civil en 1939.

Aunque el programa de actos y homenajes aún no está cerrado, fuentes del Gobierno señalan que Sánchez mantendrá un amplio contacto y diversos encuentros con descendientes de los exiliados, así como con intelectuales y personas del mundo de la cultura, tanto mexicanos como españoles.

Gobierno populista, según Borrell

Sánchez se convertirá así en el primer dirigente extranjero en visitar al nuevo presidente mexicano desde su toma de posesión el pasado 1 de diciembre. López Obrador, primer presidente de izquierdas en la historia reciente de ese país, está inmerso en lo que denomina como la "Cuarta Transformación" de México, un proceso con el que pretende combatir la corrupción, pacificar el país y acabar con los privilegios de la clase política.

Entre sus primeras medidas ha rebajado y limitado los sueldos de los altos funcionarios y jueces del Estado, y ha lanzado una campaña contra el robo de combustible que ha causado un caótico desabastecimiento de gasolina en el país. En política exterior, la pasada semana se abstuvo en la votación con la que la Organización de Estados Americanos (OEA) declaró ilegítimo al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Otra de las medidas más controvertidas de López Obrador fue cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en el que FCC, Acciona, Aldesa y Sacyr habían conseguido contratos por valor de 1.300 millones de euros

Apenas el pasado lunes, durante un desayuno informativo en el que hacía balance de la actualidad internacional, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell , dijo que tanto Estados Unidos como México y Brasil están en manos de gobiernos que pueden considerarse populistas, “de uno u otro color”, según informó Europa Press.

Inversiones españolas

Otra de las medidas más controvertidas de López Obrador ha sido cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, después de una discutida consulta popular. Un proyecto de más de 8.000 millones de euros promovido por su antecesor, Enrique Peña Nieto, del que ya se habían ejecutado un 30% de las obras, y en el que FCC, Acciona, Aldesa y Sacyr, en alianza con empresas locales, habían conseguido contratos por valor de 1.300 millones de euros.

Pedro Sánchez no incluyó a México en su primera gira iberoamericana a finales de agosto –estuvo en Chile, Colombia, Bolivia y Costa Rica-- precisamente porque López Obrador no había tomado posesión del cargo aún.

El Rey Felipe VI fue uno de los invitados de honor en la investidura del presidente mexicano el pasado 1 de diciembre, y el primer jefe de Estado extranjero en mantener un encuentro privado con López Obrador después de su toma de posesión. Aquel día Pedro Sánchez asistía a la Cumbre del G-20 en Buenos Aires. Una investidura que se vio salpicada por la presencia de Nicolás Maduro.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba