Política

Galicia también marea a Podemos

Su secretario de Organización dimitió este viernes por falsear su currículum mientras sigue abierta la polémica con una de sus diputadas por el incidente con la policía que ha tensado la relación con En Marea

El líder de Podemos, Pablo Iglesias y el secretario de Organización, Pablo Echenique.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias y el secretario de Organización, Pablo Echenique. EFE/ Fernando Alvarado

La crisis abierta entre los dirigentes de Podemos a raíz del adelanto de las primarias en Madrid no es el único quebradero de cabeza en clave interna para el partido morado. Galicia se ha convertido en el último mes en un foco de polémica tras el incidente protagonizado por su diputada en el Parlamento gallego, Paula Quinteiro Araujo, con la Policía Local en Santiago.

Con esa crisis que ha terminado de tensar las relaciones con la coalición de En Marea y al calor de la polémica con el 'caso Cifuentes', el diputado regional y secretario de Organización de Podemos Galicia, Juan Merlo, anunciaba este viernes su dimisión y su renuncia al acta parlamentaria tras conocerse que figuraba como ingeniero en su currículum de la Cámara gallega cuando no tiene el título universitario.

Según su testimonio, Merlo abandonó los estudios por cuestiones familiares. No tardó ni veinticuatro horas en tomar la decisión tras la noticia desvelada por ABC. El diputado y cargo orgánico de Podemos reconoció su "error" que se mantuvo en el tiempo con su "connivencia" y aseguró sentirse abochornado. 

Marcó distancias, eso sí, con el caso de la presidenta madrileña del PP ydefendió a su compañera de filas, la diputada de Podemos en el Parlamento gallego Paula Quinteiro Araujo. La joven se vio involucrada en la noche del pasado 18 de marzo en una trifulca con la Policía Local de Santiago de Compostela. Según el relato de los agentes, formaría parte de un grupo de jóvenes que presuntamente había roto los retrovisores de varios coches aparcados.

Ella habría tratado de entorpecer la identificación de uno de los implicados haciendo notar su condición de parlamentaria. Un extremo que ella niega, asegurando que sólo intentó mediar como "ciudadana" para evitar que la cosa fuese a más. El juzgado de Instrucción número 2 de Santiago se encarga ya de la investigación de lo ocurrido.

Apoyo a Quinteiro

A lo largo de las tres últimas semanas, la secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, cerró filas con su diputada, dándole su total respaldo y evitando pedir su dimisión. En cambio, Luis Villares, líder de En Marea y portavoz del grupo parlamentario llegó incluso a mostrar la intención de proponer una consulta a las bases de la confluencia para que decidan sobre el futuro de la diputada. 

El histórico dirigente nacionalista Xosé Manuel Beiras también pidió su renuncia, aunque el grupo parlamentario avaló de forma mayoritaria su permanencia. "Los propios argumentos dados por Merlo de la ética que practica estoy seguro que Quinteiro no los va a negar", sentenció Villares este viernes.

Relación tensa

La relación de Podemos con la formación instrumental que nació para aglutinar a militantes de Anova, Esquerda Unida, las mareas locales o el propio partido morado atraviesa momentos complicados y la propia Santos ha pedido reformular su estructura para que se asemeje a la de los 'comunes' en Cataluña, la plataforma impulsada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Lo próximo será las elecciones locales y europeas de 2019, ya que en Galicia no habrá autonómicas. De momento, las bases del partido de Iglesias se han pronunciado mayoritariamente a favorde abrir negociaciones con las "fuerzas hermanas" y llevar las siglas de Podemos en las papeletas. En el caso gallego, se respetarán las marcas consolidadas en los denominados ayuntamientos del cambio (A Coruña, Ferrol y Santiago). 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba