Murcia

Ciudadanos no espera a que venza el ultimátum en Murcia y pide ya la moción de censura

El partido naranja pasa la presión a PSOE y Podemos poniendo sobre la mesa la moción "instrumental" contra Pedro Antonio Sánchez para convocar elecciones autonómicas. Los socialistas rechazan ese plan y apuestan por conformar un Gobierno alternativo hasta 2019.

Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia.
Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia. EFE

La situación sigue enredándose en Murcia. Ciudadanos ha decidido no esperar a que el lunes venza el ultimátum que el propio partido naranja dio al presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de articular ya una moción de censura contra él. Cs retiró su apoyo al Gobierno de Sánchez después de que éste fuera citado como investigado en el caso Auditorio y se negara a dimitir, pero hasta hoy no había apostado claramente por articular una operación en el Parlamento para tumbar al Ejecutivo. En teoría, lo iba a plantear a partir del lunes -si el barón seguía sin dar un paso atrás-.

El líder de Ciudadanos en la región, Miguel Sánchez, ha anunciado que pedirá permiso a la dirección nacional del partido para registrar dentro de cuatro días la moción, movimiento para el que necesita el apoyo del PSOE y/o Podemos: la legislación autonómica exige la firma de al menos el 15% de los diputados de la Asamblea y Cs solo tiene 4 de 45 (el 9%). Tiene que buscar el aval de un mínimo de tres parlamentarios de esos grupos, pactar con ellos un candidato que lidere la moción y luego conseguir que la mayoría absoluta de la Cámara vote a favor de la misma y, por lo tanto, de investir a ese candidato.

La maniobra de Miguel Sánchez, en cualquier caso, no ha sido unilateral ni autónoma. La Ejecutiva de Albert Rivera está detrás de este paso, tal y como ha podido saber Vozpópuli. De hecho, Sánchez estuvo el martes en Madrid y se reunió con la cúpula naranja para ultimar los siguientes pasos. Está descontado desde hace tiempo que el presidente regional no dimitirá, Génova le arropa sin ambages en su postura y el ultimátum carece de sentido desde el pasado fin de semana, cuando Pedro Antonio Sánchez fue aclamado en el congreso del PP murciano. La formación de Rivera ha reaccionado adelantando los planes. 

El PSOE califica de "ocurrencia" la propuesta de Cs y apremia para configurar un Gobierno alternativo que agote la legislatura

Ahora, Ciudadanos trata de pasar la presión al resto de partidos de la oposición. Su intención es articular una moción "instrumental", para ir a elecciones de inmediato y que los murcianos decidan el futuro Gobierno. De este modo, el nuevo presidente solo tendría un cometido: disolver la Asamblea y poner fecha a la cita con las urnas. PSOE y Podemos, en cambio, prefieren constituir un Ejecutivo alternativo hasta 2019, si bien en el caso de los socialistas existen tensiones internas al respecto.

Unas discrepancias fruto de la convulsión que vive el partido a nivel nacional: en Murcia existe una fuerte división entre los partidarios del barón autonómico, Rafael González Tovar -que apoyó a Sánchez hasta octubre y ahora respalda a Patxi Lopez-, y los afines a la gestora y a Susana Díaz. Los primeros querrían impulsar un Ejecutivo alternativo al del PP -cosa que rechaza Cs- y los segundos apostarían por la convocatoria electoral. La resolución de este pulso está llamado a decidir el futuro político de Murcia.

Tovar apremia y critica a Cs

González Tovar ha rechazado la propuesta Ciudadanos por considerarla una "ocurrencia". En su opinión, la moción de censura no debe ser técnica, sino el punto de partida para un Ejecutivo que agote la legislatura. "En cada momento hay un responsable, y a partir del [día] 27 será Ciudadanos el responsable" de que el PP siga en el poder, ha señalado el dirigente socialista. Tovar se ha reunido con su homólogo naranja para analizar la situación y, al concluir, ha asegurado que el partido de Rivera es quien debe tomar una decisión para acabar ya con "un presidente bajo sospecha". Lo que no cabe, ha zanjado, es "tener ocurrencias de un día para otro".Los socialistas han elaborado un documento con 25 puntos que quieren que sirva de base a un nuevo Gobierno con apoyo de PSOE, Podemos y Ciudadanos, pero el partido naranja descarta esta operación. Una postura que González Tovar no comprende: "No podemos estar tomándonos esto en broma". Los socialistas, ha añadido, harán "lo posible y lo imposible" para que su propuesta se abra paso.

Mientras tanto, el PP sigue defendiendo la inocencia del presidente regional y convencido tanto de que quedará eximido del caso Auditorio como de que la oposición no acertará a ejecutar una operación contra él. Al conocer las nuevas intenciones de Ciudadanos, Pedro Antonio Sánchez se ha limitado a decir que va a "seguir trabajando": "No hay nada más que añadir, vamos a seguir trabajando, que es lo que hemos hecho siempre y, de momento, no hay que hacer ninguna valoración aparte de lo que ya se ha dicho".

El presidente de Murcia no se inmuta tras el movimiento de Cs: "Vamos a seguir trabajando, no hay que hacer ninguna valoración aparte de lo que ya se ha dicho"

Desde Madrid, el portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha advertido a Cs del "error" de impulsar esa moción de censura cuando a Sánchez todavía no se le ha procesado. A su juicio, la maniobra convertiría a los diputados murcianos de la oposición en "justicieros". "Hay que esperar las decisiones de la Justicia y hacer juicios políticos paralelos para competir contra la Justicia convirtiéndose en justicieros es un error", ha indicado Hernando.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba