Referéndum en Cataluña

Casado quiere una "administración paralela" en Cataluña que la devuelva a la normalidad

El presidente del PP plantea un 155 más profundo en el control de las instituciones, porque cree que hay que "recuperar la autonomía perdida" hace años por la deslealtad de los independentistas en el gobierno 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. EFE

Pablo Casado ha transmitido a los suyos en privado que su postura, aparentemente dura con el reclamo de la vuelta al 155 en Cataluña, es algo más que meditado, según ha sabido Vozpópuli. "Al estado al que han llegado las cosas, España no tiene ya nada que perder" es su gran argumento; pero es consciente de que se necesitarán años para revertir una situación a la que se ha llegado por una mezcla de "deslealtad" de los gobiernos nacionalistas y falta de respuesta de las instituciones del Estado.

Su plan pasa por intervenir de nuevo la autonomía catalana -sin suspenderla- pero esta vez de manera más profunda, con una "administración paralela"; esto es, Mossos de Esquadra, Educación, TV3 y todos los resortes de poder controlados por el Estado durante varios años, para impedir que la minoría independentista siga haciendo uso de las instituciones. "Se trata", ha dicho en conversaciones privadas, "de un 155 amable, que la gente vea que no pasa nada, con respeto al catalán y su cultura, a los funcionarios y sus pagas, a toda seña de identidad".

Eso sí, nada de convocar elecciones de manera inmediata como hizo Mariano Rajoy, algo que buena parte del PP interioriza a día de hoy como un error porque permitió reamarse aCarles Puigdemont, Junts pel Catalunya y ERC, y ganar las elecciones del 21 de diciembre, apenas dos meses después del "golpe" que el independentismo dio en el Parlamento de Cataluña el 6 y 7 de septiembre y, posteriormente, en el referéndum ilegal del uno de octubre.

El líder del PP sostiene que la reapertura de 'embajadas' es motivo suficiente para que el Senado apruebe otro 155 que duraría "años"; por lo menos, los tres y medio que restan de legislatura autonómica

Casado no cree en la política de "apaciguamiento" y piensa que el Gobierno ya puede llevar al Senado otra propuesta de aplicar el 155 solo con la anunciada reapertura de las embajadas y otras "provocaciones" del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de los partidos y asociaciones como la Assamblea Nacional de Catalunya (ANC) y Omnium Cultural, que le apoyan.

En la primera reunión de la Junta Directiva Nacional del PPbajo su mandato, el pasado 8 de septiembre, Casado ya advirtióa Pedro Sánchez de que "no se puede pactar con los independentistas como si fuesen los legítimos representantes de toda la sociedad, porque no lo son y han renunciado a serlo". "No nos vamos a quedar mirando cómo el PSOE complica más el problema recuperando un estatuto inconstitucional", advirtió en alusión a los planes del presidente del Gobierno de recuperar los aspectos del Estatut (2006) tumbados por el Tribunal Constitucional en 2010.

A su juicio, esto sería el mayor error que podría cometer el Estado después de lo que se ha vivido en el último año y por eso va a poner en el punto de mira los trabajos de la Comisión Bilateral Estado/Generalitat para vigilar que no se hacen nuevas concesiones "por la puerta de atrás".

Torra llama a "hacer efectiva la república catalana" en vísperas del primer aniversario del referéndum ilegal del 1-O

Este mismo viernes, en vísperas del primer aniversario del referéndum del 1-O, Torra concedió una entrevista a la agencia Efe en la que llama a ERC a construir la máxima "unidad estratégica y electoral" para hacer efectiva la "república catalana".

Según Torra, hay tres "consensos" básicos sobre los que articular un proyecto común: un referéndum de autodeterminación como "solución política", la "no aceptación" de condenas para los encausados por el proceso soberanista y la "no consideración de la Monarquía como una institución propia de los catalanes".Asimismo niega que el vaticinio del expresidente del Gobierno José María Aznar, en el sentido de que antes de romperse España se rompería Cataluña, se esté cumpliendo. "No es cierto que la sociedad catalana esté dividida. Hay un debate político, una discusión de fondo muy importante, pero lo que divide a un país no es un debate político, sino si hay una brecha social, si la gente no tiene las mismas oportunidades"



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba