Diversos colectivos de víctimas del terrorismo o afines están hartos de la apología proetarra en las calles del País Vasco y Navarra y reclaman que desaparezcan esas pintadas que defienden o enaltecen a los terroristas. La asociación Gogoan por una memoria digna marcó el camino la pasada semana cuando denunció públicamente que los ayuntamientos de Rentería, Hernani y Oyarzun, todos gobernados por EH Bildu, se hayan negado a borrar diversas pintadas después de que dicha asociación se lo reclamase meses atrás. 

Tango Gogoan como diversos colectivos consultados por Vozpópuli piden que "de una vez por todas" este tipo de expresiones desaparezcan del espacio público en el País Vasco y Navarra. En esta batalla coinciden el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), la Fundación Fernando Buesa, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) o la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo (Anvite). 

En un comunicado publicado la pasada semana, Gogoan exponía que sus representantes se habían reunido con los alcaldes de Rentería, Hernani y Oyarzun para reclamar que se retiren pintadas y murales a favor de terroristas. Pero sus reclamaciones han caído en saco roto. Lamentaba este colectivo que "se utilice una reivindicación justa, como es la de terminar con el alejamiento, para trasladar una épica en torno a los presos, como si estos no hubieran generado un daño enorme en las víctimas, en su entorno familiar, social y político y en el conjunto de la sociedad"

Llueve sobre mojado

De todas las pintadas que denuncia este colectivo destacan las que aparecen en la Plaza Lehendakari Aguirre, donde se ubica la fachada de la Ikastola Orereta, en Rentería. Allí pueden verse fotografías de presos, la frase "alde hemendik" (fuera de aquí) con la que tradicionalmente la izquierda abertzale se refiere a la Guardia Civil o hasta la frase "los queremos en nuestros barrio" en referencia a varios etarras encarcelados. Ya en 2017 el PNV y el PSE de la localidad reclamaron que se borrasen esas pintadas que, sin embargo, continúan donde estaban

Fachada de la ikastola Orereta en Rentería.

Coincidiendo con la reclamación de Gogoan, en los últimos días Anvite denunciaba que en Etxarri Aranatz, municipio de la Comunidad foral también gobernado por Bildu, continúen varias pintadas proetarras en la casa donde vivió y donde fue asesinado por ETA Jesús Ulayar. En el reciente aniversario de su asesinato podían verse varias pintadas a favor de la organización terrorista que contrastaban con las flores que recordaban a la víctima. Así puede verse en la imagen que ilustra este texto. 

Desde Covite llevan años empeñados en borrar estos rastros de la apología a favor de ETA en País Vasco y Navarra. A raíz de estos casos, el colectivo recordaba en las redes sociales que "los ayuntamientos vascos no cumplen con el artículo 4 de la Ley vasca de víctimas del terrorismo, que les obliga a quitarlas". Desde esta asociación explican a Vozpópuli que tiempo atrás enviaron al Defensor del Pueblo del País Vasco un informe para que reclamase a los consistorios que se borren estas pintadas. Sin embargo, en algunos municipios gobernados por Bildu como los citados nadie hace caso de dichas quejas. 

En 2020 Covite contabilizó casi 200 actos de homenajes o enaltecimiento de ETA en ambas comunidades autónomas. Entre los ejemplos registrados se encuentran multitud de estas pintadas, murales o pancartas que tratan a los terroristas como si fueran héroes.