País Vasco

Así es la revolución fiscal del Gobierno vasco para pinchar la burbuja del alquiler

El Ejecutivo autonómico plantea un sistema de premios y castigos a los propietarios con el objetivo de abaratar los precios: aquellos que alquilen más caro que la media se quedarán sin deducciones fiscales

Cartel de alquiler en una vivienda.
Cartel de alquiler en una vivienda. Efe.

El Gobierno vasco va más allá en su agresiva política de fomento del alquiler. El Ejecutivo que preside Íñigo Urkullu tiene un plan hasta ahora inédito en España para abaratar los costes de los alquileres. Se trata de establecer una suerte de sistema de premios y castigos para los propietarios de las viviendas. Aquellos que cobren a sus inquilinos un precio superior a la media se quedarán sin deducciones fiscales. Y aquellos que lo hagan por debajo de la media obtendrán más beneficios fiscales. 

El consejero de Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, presentaba este martes su propuesta para pinchar la burbuja de los alquileres. La fórmula es "reorientar" las ayudas fiscales contempladas en el IRPF. El sistema premiará a los arrendadores que pongan precios más bajos a sus arrendatarios y castigará a los que actúen en sentido contrario. Las desgravaciones fiscales para los propietarios cambiarán por completo. 

Establecer un precio medio de mercado

La base para poner en marcha esta ambiciosa iniciativa es establecer un precio medio de mercado. Para ello, el Ejecutivo de Urkullu pretende valerse de la Estadística de Mercado del Alquiler (EMA), una herramienta de nueva creación que servirá para fijar, partiendo de los precios que ahora existen, un coste medio del alquiler en cada municipio.

A partir de ahí, se establecerá el citado sistema de premios y castigos. Un sistema que sería progresivo en función de cada alquiler: obtendrán más deducciones fiscales los propietarios que tengan los precios más bajos respecto a ese coste medio. Y se quedarán sin beneficio fiscal alguno quienes cobren a sus inquilinos por encima de esa cifra

Paquete de medidas

Esta medida es la estrella. Pero no es la única. El plan del Gobierno vasco incluye también un aumento de las bonificaciones para aquellos propietarios que cedan sus viviendas para programas de alquiler público.

Otra de las medidas consistiría en limitar la deducción de los arrendatarios con rentas más altas. Actualmente, cualquiera que alquila puede deducirse la misma cantidad (20%), pero con el nuevo sistema las bonificaciones serían mayores para las familias con menos recursos y menores para las familias más acomodadas.

Asimismo, las "deducciones selectivas" -así calificadas por Arriola- podrán aplicarse también al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Una auténtica revolución fiscal, en suma, para pinchar la burbuja de los alquileres. No parece casual que esta novedosa iniciativa aparezca por primera vez en el País Vasco, ya que los diferentes expertos consideran que esta es la comunidad autónoma con la mejor legislación en materia de alquiler de viviendas

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba