Defender y victimizar a colectivos del primer mundo por el simple hecho de serlo y por unos hechos aislados es un error porque mete en el mismo saco a muchísimas personas diferentes que sólo les une su color de piel, su sexo o su identidad sexual.

La muerte de George Floydfallecido por asfixia debido a la presión que ejerció sobre su cuello la rodilla de un policía blanco, ha desatado en Estados Unidos una ola de protestas y disturbios que también se han extendido por Europa, incluida España. Así estaba Zaragoza este martes:

Los participantes (blancos y negros) en las protestas corean lemas como "Black lives matter" ("Las vidas negras importan", en inglés, un frase que se repite desde hace años en EEUU para denunciar la violencia policial contra la comunidad afroamericana). 

En fin, es lo de siempre. Un negro muerte a manos de un blanco en Estados Unidos y todos nos llevamos las manos a la cabeza desde nuestro cómodo sofá. "Qué fuerte", "esto tiene que acabar", "justicia por Floyd", "basta de racismo", y vamos corriendo a Instagram, Facebook y Twitter a subir una imagen en negro con el hashtag #blacklivesmatter, para que todos vean que somos personas de bien, que nos solidarizamos con el colectivo que consideramos débil, porque basta ya.

Esta performance es del todo patética, y la han seguido desde personas anónimas como actores, influencers, artistas y demás. Y todo esto, por supuesto, es abanderado por la causa progre, la que defiende a los más débiles, ya sean negros, mujeres o gais.

Las influencers, actrices, modelos... se suman al Black Lives Matter

Algo de esto, que es de bastante sentido común, lo dijo una mujer negra esta semana, cuyo discurso de ha hecho viral por destacar el ridículo que hacen los blancos que protestan por la muerte de Floyd.

¿Por qué los blancos no protestan por las muertes de negros a manos de negros?

La mujer en cuestión es Nestride Yumga, quien se enfrentó a los manifestantes de Washington D.C. por no protestar por los asesinatos que ocurren entre personas negras. "En Chicago asesinan todos los días a algún niño negro, ¿dónde está 'Black Lives Matter' en Chicago? (...) Cuando personas negras matan a personas negras, no hacen este ridículo", gritaba en plena manifestación.

Yumga, que tiene más razón que una santa, aseguraba que las protestas que se están produciendo estos días son racistas porque solo salen a la calle cuando un hombre blanco mata a un hombre negro: "¡Vosotros sois los racistas!".

Aquí, el vídeo:

Ha tenido que llegar una mujer negra a decirle a los blancos que dejen de hacer el ridículo en su nombre. Y lo cierto es que sus palabras están cargadas de verdad. En Estados Unidos, alrededor del 90% de las personas negras asesinadas, miles cada año (incluidos infinidad de niños, mujeres y ancianos), son sistemáticamente víctimas de criminales de su misma raza.

Es decir, los negros matan continuamente a los negros y nadie hace nada. No hay ningún blanco que suba una foto en negro y se invente una frase súper guay para clamar por estas víctimas.

Aquí vemos una tabla del Departamento de Justicia americano de las tasas de asesinatos de 2018 en Estados Unidos. Y qué sorpresa: de las 2.925 personas negras que fueron asesinadas, sólo 234 murieron a manos de un blanco, y 2.600 a manos de un negro. En cuanto a las personas blancas, vemos que ocurre algo parecido: la mayoría fueron asesinadas por personas de su misma raza.

Muertes de hombres negros a manos de hombres negros

A continuación, una tabla extraída del blog del economista Gustavo Javo, con datos de FBI, que evidencia que la muerte de personas negras en Estados Unidos no es debido a la violencia policial, que existe, obviamente.

Víctimas de negros a manos de negros de 2012 a 218

¿Podemos de dejar de hacer el ridículo?

En fin, la estupidez humana. La causa feminista, de hecho, es básicamente lo mismo. Muere una mujer a manos del hijo de puta de su marido y montamos manifestaciones y se nos va de madre. Y los progres, partidos políticos incluidos, maximizan el asesinato para victimizar al colectivo en cuestión. En España se ha llegado a montar hasta un ministerio para defender a las mujeres, cuando en realidad las mujeres son las más crueles con otras mujeres.

Con lo de los negros es lo mismo. Un policía blanco hijo de puta mata a un negro y en vez de dejar que la Policía haga su trabajo y condenar el delito, como es evidente que hacemos todos, montamos una campaña antirracista en todo el mundo desarrollado para defender a los pobres negros americanos. Y tiene que llegar una mujer negra para decir que basta ya, que no hablen en su nombre, que la mayoría de asesinatos son entre negros.

Pero como la mayoría de la gente es corta de miras y le importa mucho el qué dirán, se seguirá acudiendo a las manifestaciones por las causas nobles, como el día de la mujer o el racismo. Colgarán fotos en negro y se solidarizarán con el próximo afroamericano que muera a manos de un blanco. Porque eso es lo que importa: la foto, el jijí, el jajá. Rascar un poco más y ver el trasfondo de lo que realmente ocurre en las comunidades y países –y ya no te digo en los subdesarrollados– ya para otro día, si se pone de moda, claro, no vaya a ser que pensemos demasiado.