Juan Carlos Bermejovozpopuli autores
Juan Carlos Bermejo

Opinión

Primer condenado en la Unión Europea por manipulación estadística

Multitud en las calles de una ciudad española | EFE
Multitud en las calles de una ciudad española | EFE EFE

Holly y Juan Carlos se encuentran disfrutando de un café en una apacible tarde dominical del mes de agosto. Ambos dedican parte de su tiempo a analizar la economía europea. Hoy se han dado cita para hablar de los datos estadísticos en España.

—Buenas tardes Holly, es un placer compartir este tiempo con una de las personas más prestigiosas de la economía europea.

—Lo mismo digo, Juan Carlos. Me alegra que hayamos coincidido. Por cierto, aprovecho para trasladarte mi condolencia y apoyo por los terribles atentados de Barcelona.

—Te lo agradezco mucho. Vosotros también habéis sufrido varios atentados en poco tiempo. Creo que nos sentimos identificados en ese aspecto.

—Así es. Por cierto ¿has leído sobre el asunto de Andreas Georgiou?

—Sí. Lo he sabido este mes. La justicia griega le ha condenado, supuestamente, por trasladar cifras falsas sobre el déficit griego a la Unión Europea cuando se hizo cargo de la Oficina Estadística. Sus cálculos fueron determinantes para determinar la cuantía del rescate griego, así como todas las medidas de austeridad y recortes que tuvieron que poner en marcha. No obstante, es bastante probable que lo dejarán tirado como una colilla.

—Parece que La Unión Europea se ha manifestado contraria a la sentencia y apoya sus conclusiones.

—¡Qué van a decir! Ellos lo pusieron ahí. Lo mismo que han hecho con el resto, para que la gran jefa del circo haga y deshaga a su antojo. Entretanto, su superávit comercial devora al resto de los socios mientras los droga con la manguera del BCE para producir falsas recuperaciones y crecimientos a pesar de mantener las rentas y los niveles de empleo por los suelos. Es un asunto perverso. No obstante, este asunto de Georgiou es algo que tarde o temprano le ocurrirá a muchos dirigentes de los estados miembros cuando se descubra que las cifran han sido manipuladas. España es candidata.

—Por cierto, Juan Carlos, ¿me has traído los datos de vuestro estudio dónde concluís que el PIB español estaría sobrevalorado un 18% para echarle un vistazo?

—Aquí lo tienes. En estos momentos estamos chequeando los datos desde 2014. Tenemos la sospecha de que ahora están haciendo lo contrario, una minusvaloración. Ya lo hablaremos más adelante.

—Realmente, las cifras de crecimiento del PIB en España son muy sospechosas. Además, hay innumerables incongruencias y contradicciones entre los indicadores estadísticos.

—Parece que tú también lo has notado. ¿Qué es lo que más te llama la atención?

—Hay varios indicadores que me producen sospechas. Ya sabes. La gente de Eurostat pide opiniones. En concreto, he notado unas disparidades importantes relacionadas con los recientes datos de empleo. Es un asunto sensible y preocupa a las autoridades.

—No me extraña. Resulta que hace unas semanas Pedro y Vladimiro salieron a decir que daban por terminada la crisis, entre otras razones porque alegan que “el empleo registra sus cifras más bajas desde 2008”. Es increíble que digan esto cuando en España hay un 7% más de paro que en 2008. Pero dime, ¿dónde has encontrado datos sospechosos?

—Hasta donde sabemos, el estado español informa de los datos de empleo mediante tres fuentes. La Encuesta de Población Activa (EPA) y la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) las publica el INE, cuyos datos recoge Eurostat, y luego tenemos los datos que ofrece el Ministerio de Empleo a través de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) y la Tesorería General de la Seguridad Social.

—Efectivamente, esas son las fuentes que se utilizan habitualmente.

—Pues bien, si tomamos los datos del segundo semestre de 2017 y observamos el número de ocupados, la EPA dice que hay 18,8 millones de personas mientras que la CNTR dice que hay 19,5 millones. A su vez, la Seguridad Social informa de 18,4 millones de afiliados, que podrían, más o menos, asimilarse al número de ocupados ya que es condición necesaria y legal estar afiliado para considerarse ocupado. Las diferencias son significativas, y llama la atención que entre dos cálculos de la misma fuente, el INE, existan 700.000 personas de diferencia.

—¿Has observado más contradicciones?

—Efectivamente. La EPA ofrece unos datos de ocupados a tiempo completo de 15,9 millones, mientras que la CNTR dice que los empleos equivalentes a tiempo completo son 17,9 millones. Es cierto que no miden lo mismo, pero el dato refleja claramente que hay distorsión.

—Aquí en España hay un dato que siempre llama mucho la atención y sin embargo la opinión pública no lo denuncia, y es la diferencia entre el dato de parados que ofrece la EPA (3,9 millones) y el que ofrece el SEPE (3,3 millones). Teóricamente, deberían estar alineados, pero la diferencia entre ambos indica claramente que puede haber manipulación, ya que el dato del SEPE se presenta mensualmente.

—Por último, Juan Carlos, hay un dato que me ha llamado poderosamente la atención.

—Soy todo oídos Holly.

—Según la EPA, las horas trabajadas en el segundo trimestre de 2017 fueron de 7.980 millones, y por lo tanto menores que en el segundo trimestre de 2016 (8.062 millones). Sin embargo, la CNTR dice que en el segundo trimestre de 2017 hubo 8.505 millones frente a los 8.442 millones del segundo trimestre de 2016.

—O sea, que según la CNTR las horas trabajadas han subido y según la EPA han bajado, y no sólo eso, sino que hay una diferencia de 525 millones de horas entre ambos cálculos.

—Así es Juan Carlos, y sabes que las horas trabajadas son la clave para saber si el empleo y la recaudación gozan de buena salud. Pero dime. ¿Cómo es posible esta contradicción y diferencia que además viene del mismo organismo, es decir, del INE? No se sostiene.

—Ya ves Holly. Pues estas cifras “se las traga” todos los trimestres Eurostat sin rechistar, para que los comisarios vayan por ahí presumiendo de lo bien que hacen las cosas y de lo sólida que está la eurozona. No quiero imaginarme lo que pensarán los estadísticos si supieran que su reputación está más que nunca en entredicho a cambio de hacerles el juego a los burócratas de Bruselas.

—Pero… Juan Carlos… estas cosas, en España, ¿no las denuncia la oposición o los periodistas económicos? Son asuntos graves.

—Lamentablemente no. En la oposición estos temas, que serían motivo para hacer dimitir a gobiernos y exigir responsabilidades, parecen no tener cabida, y en cuanto a la prensa, creo que la mayoría está muy condicionada por las grandes deudas sindicadas y por el poder político. Fíjate que ayer anunciaba la ministra que habrá récord de recaudación en agosto cuando tenemos casi un millón de cotizantes menos que en 2008 y más de un millón son de los que se acogieron a la tarifa plana de cincuenta euros. Todo ello, sin haber publicado los datos oficiales de recaudación de julio. Pues nadie de la Comisión en Empleo en el Congreso fue capaz de rebatirla.

—Bueno, pues ya que han visto lo que le ha pasado a Andreas Georgiou pueden ir tomando nota de lo que les ocurre a los que manipulan las cifras oficiales. Tarde o temprano la verdad aflora.

—Así es. Un placer haber estado contigo Holly, y gracias por tu interés en el estudio.

—Lo mismo digo. Es un placer. Te daré novedades. Hasta pronto.

PD: Hoy les dedico el tema “Don't Lose My Number” de Phil Collins.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba