Las Navidades ‘reales’ están siendo de lo más entretenidas para la familia real. La Nochebuena la pasaron con la hermana y madre de Letizia y la Navidad en Zarzuela con los reyes eméritos. El resto de los días, los reyes están haciendo viajes y actividades para que las infantas Leonor y Sofía disfruten de sus días de vacaciones.

Después de que Letizia se las llevara unos días a esquiar por Europa, tal y como desveló la periodista Paloma García Pelayo, una vez que estuvieron de vuelta en Madrid fueron con el rey Felipe VI a disfrutar del ballet de Don Quijote, obra realizada por la Compañía Nacional de Danza. Con este espectáculo cultural inauguraron el nuevo año al que también acudió la reina Sofía.

 

It's not every day that the King and Queen of Spain come to watch your performance! #cnd #donquijote #teatrozarzuela
Posted by Jesse Inglis on Domingo, 3 de enero de 2016

Según ha publicado el diario ABC, los reyes llegaron diez minutos antes de empezar la función, saludaron, hablaron y hasta se hicieron fotos con las personas que se les acercaron y fueron recibidos con un caluroso aplauso por parte de los asistentes. Tras la función, los reyes, como el resto de los asistentes, se pusieron en pie para aplaudir a los bailarines y músicos y fueron a saludar a la compañía.

Debemos recordar que la última vez que trascendió que fueron a ver un espectáculo teatral fue el 10 de noviembre, en los teatros del Canal para ver una obra de Ricardo Darín y Érikia Rivas. La próxima visita que los reyes harán con sus hijas será para ver la tradicional Cabalgata de Reyes el próximo 5 de enero.

Cristina y Urdangarín, “los desterrados”

Estas Navidades, a la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin no les han vuelto a dejar pisar Zarzuela, por ello fue la infanta Elena la que viajó hasta Suiza para estar con ellos.

Ni siquiera podrán alojarse en el palacio de Marivent cuando vayan a alojarse en el banquillo en Palma de Mallorca a partir del próximo día 11 de enero, una fecha que será crucial y muy delicada para la familia real ya que comienza el juicio por el caso Nóos. En élla infanta Cristina está imputada y su yerno, Iñaki Urdangarin, tiene muchas posibilidades de acabar en la cárcel, ya que le piden una pena de 19 años y medio. Mientras que la hermana del rey podría no tener que declarar y ser juzgada si se aplica la doctrina Botín, su marido no podrá librarse.