Medios

‘El País’: su plantilla ignora el veto de Caño y someterá en junio su labor a juicio

Antonio Caño vetó hace unos meses una encuesta con la que sus redactores pretendían evaluar su labor al frente del periódico. Lejos de desistir en su idea, sus periodistas han avanzado que realizarán la votación en junio. Y todo indica que serán muy críticos con la deriva editorial del diario y con la forma en que se ha planteado la transformación digital del negocio.

El director de 'El País', Antonio Caño
El director de 'El País', Antonio Caño EFE

Los periodistas de El País lanzarán el próximo junio un órdago a su director con la celebración de una encuesta que servirá para trasladar su "total descontento" con su labor al frente del periódico y que el propio Antonio Caño ha vetado hasta en dos ocasiones durante los últimos meses. La consulta constará de varias decenas de preguntas y pondrá de manifiesto las diferencias existentes entre la plantilla y el máximo responsable del diario, al que responsabilizan de los "bandazos" editoriales de la cabecera y de su pérdida de calidad informativa. También le recriminan la censura que ha ejercido en diversas ocasiones sobre noticias incómodas para el Gobierno o para determinados accionistas de Prisa, lo que ha generado una "desafección" general hacia el producto.

Juan Luis Cebrián decidió a principios de 2014 sustituir a Javier Moreno como director de El País ante su incapacidad para hacer remontar el vuelo del periódico y ante las serias diferencias que mantenía con la plantilla, que le acusaba de haberse posicionado del lado de la empresa en el dramático ERE que supuso en 2012 el despido de 130 periodistas. Como sustituto, eligió a Antonio Caño, hasta entonces corresponsal en Estados Unidos y responsable de la edición del diario en América Latina. El problema es que Caño no ha sido capaz de frenar la sangría del papel, como tampoco de conectar con una redacción que le ha recriminado casi desde su primer día en el cargo su actitud "timorata" ante los temas incómodos con el poder, así como la falta de una línea editorial consistente por parte del periódico.

Antonio Caño ha sido incapaz de frenar la sangría del papel y de conectar con su redacción, describen fuentes internas

La consulta que organizará el Comité de Redacción del diario para el próximo junio pondrá de manifiesto la fractura existente entre el director y una gran parte de sus periodistas, que se ha escenificado en los últimos meses en episodios como el que motivó la dimisión de dos redactores tras sufrir la censura de una noticia sobre la relación con Telefónica de Iván Rosa Vallejo, marido de Soraya Sáenz de Santamaría, detallado por este periódico. Varias fuentes de El País inciden en que el resultado de la encuesta reflejará el descontento de la mayoría de los periodistas por la pérdida de calidad e influencia del rotativo, cuya capacidad para marcar la agenda política y económica ha mermado considerablemente en los últimos años, a la par que empeoraba la situación financiera de Prisa.

Estos informantes recuerdan que el objetivo del "plebiscito" será el de “calibrar el estado de ánimo, las inquietudes de los trabajadores y su opinión sobre aspectos tan relevantes como la independencia del periódico”. Es decir, el mismo que el de anteriores encuestas de este tipo. Ahora bien, coinciden en señalar que Caño será el principal objetivo de las críticas.

Polémica con la "transformación digital" del negocio

Hace unas semanas, Prisa decidió remodelar la cúpula de su diario generalista con varios hombres de la casa. A Jorge Rivera (exdirector de Cinco Días) le situó como responsable de Información, a José Manuel Calvo, como jefe del área de Coordinación Editorial, a David Alandete, como encargado de Producción y Distribución de contenidos; a Luis Prados como director de El País América; y a Carlos de Vega, como subdirector de Vídeo y Fotografía. La redacción votó en contra de algunos de estos nombramientos, lo que entre sus periodistas se interpretó como un rechazo a la línea marcada por la dirección del rotativo y "Caño vio como un síntoma de la falta de implicación con el proyecto de una parte de sus redactores", aseveran fuentes internas.

El director también anunció durante esos primeros días de marzo un cambio en la distribución de la redacción, de modo que a partir de ahora la mayor parte de los periodistas concentrarán sus esfuerzos en la edición digital del diario, mientras que una mesa conformada por 30 editores se ocupará de generar el contenido para el papel. El objetivo de Prisa es que a final de 2016 Elpais.com reciba la visita de 100 millones de usuarios únicos mensuales.

Entre sus redactores, predomina el escepticismo en lo que respecta al éxito que tendrá el proceso de "transformación digital" que abandera su director. También en lo relativo al modo de dirigir el periódico de Caño, tal y como se refleja en la misiva que le dirigió su Comité de Redacción a finales de 2015:  "Los tiempos demandan modelos más estimulantes de trabajo en equipo, un ambiente más creativo que evite los riesgos de desafección hacia el producto que se está elaborando como consecuencia de la pérdida de la calidad informativa que constatamos.

La intención de dejar de editar en papel

Tras una tensa reunión con la plantilla del periódico para explicar los cambios que quiere aplicar en el periódico durante 2016, Caño publicó a principios de marzo una carta en la web de El País en la que aseguraba que el objetivo de Prisa es el de prescindir del papel a medio plazo. "Se puede dar ya por hecho que el hábito de la compra del periódico en el quiosco ha quedado reducido a una minoría (...) Asumimos el compromiso de seguir publicando una edición impresa de la mayor calidad durante todo el tiempo que sea posible. Pero nos adentramos a la vez en la construcción de un gran medio digital de cobertura global", precisaba.

En la redacción del diario en la madrileña calle de Miguel Yuste estas palabras fueron recibidas con cierta indiferencia, toda vez que consideran que la empresa ha situado a la información en un segundo plano dentro de este proceso de transformación digital. "La empresa habla de que somos cada vez más fuertes fuera de España y recibimos más visitas que nunca (en la web). Pero la información que damos todos los días no ha mejorado. Todo lo contrario. Eso lleva a pensar de forma pesimista sobre el periódico", expone un veterano redactor del diario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba