TV

Las 5 series de Netflix que lograrán que te olvides de ‘House of Cards’

Ya casi está aquí: Netflix aterriza el próximo martes en España y toca prepararse para el atracón seriéfilo que va a suponer la llegada de la plataforma de streaming. Aunque 'House of Cards' no formará parte de su catálogo para nuestro país, hay otras muchas series que valen la pena y que demuestran la habilidad que la compañía liderada por Reed Hastings tiene conociendo a su audiencia y creando -o adquiriendo- producciones de calidad. Repasamos cinco ficciones de Netflix que brillan por méritos propios y nos harán olvidar la ausencia de Frank Underwood. 

Ellie Kemper y Titus Burgess protagonizan `Unbreakable Kimmy Schmidt´ (Netflix).
Ellie Kemper y Titus Burgess protagonizan `Unbreakable Kimmy Schmidt´ (Netflix).

Unbreakable Kimmy Schmidt 

Kimmy Schmidt se ha pasado los últimos 16 años de su vida encerrada en un búnker de la Indiana rural por un reverendo que decía ser el mesías de una secta apocalíptica y tras ser liberada decide empezar desde cero en Nueva York. Así, de primeras, casi se puede entender por qué la NBC, en pleno proceso de reinvención de su parrilla, decidió descartar esta comedia. Netflix la rescató y fue todo un acierto: Unbreakable Kimmy Schmidt es fiel hija de sus creadores, Tina Fey y Robert Carlock, que durante años labraron esa obra maestra llamada 30 Rock –rebautizada como Rockefeller Plaza en la España del grupo Atresmedia que, tras adquirir sus derechos, la maltrató sin piedad–. La serie parece nacida para estos tiempos del socialmedia, empezando por su pegadiza sintonía en autotune, pero más allá de su innegable espíritu viral logra enganchar, sobre todo, por su humor y su mensaje de superación personal. Cuenta con una temporada y la segunda llegará -al menos a Estados Unidos- en la próxima primavera.

Bojack Horseman

La estrella de la telecomedia familiar más exitosa de los años 90 lleva 20 años viviendo del cuento, pero su editor le apremia para escribir unas memorias: sobre BoJack Horseman ya hemos hablado en estas páginas para decir que es una de las joyas del catálogo de Netflix y digna representante de ese nuevo género conocido como sadcom que comienza a dominar el panorama de la ficción estadounidense. Ese actor fracasado es un caballo antropomorfo, porque esta es una fábula sobre el showbiz hollywoodiense en la que animales y humanos conviven en armonía y pasión. Doblada por intérpretes tan característicos como Will Arnett o Aaron Paul, BoJackHorseman consigue hacer de la animación el vehículo perfecto para reflejar las miserias de la fama. Ya lleva dos temporadas y la tercera está en marcha.

Marco Polo

El fenómeno Juego de Tronos sirvió a HBO para tomar aire comienzos de esta década, justo en el momento en el que Netflix comenzaba a erosionar el negocio de los medios tradicionales tras apostar por el streaming como método de difusión de sus contenidos. Tras varios años conociendo a su audiencia -pocas compañías manejan el big data como los de Hastings- estaba claro que el público quería productos como el nacido de los libros de George R.R. Martin, así que encargaron una especie de Juego de tronos pero en la antigua China. La serie sigue la vida del mercader veneciano mientras era consejero y emisario del emperador mongol Kublai Kan. No es la primera vez que esta amistad sirve para crear grandes historias (solo hay que pensar en los relatos Las ciudades invisibles, de Italo Calvino, ambientados también en este contexto), por lo que Netflix tiró la casa por la ventana con una producción de 80 millones de euros para producir la serie. Aun así, no ha terminado de convencer a la crítica pero se deja ver perfectamente en una de esas tardes lluviosas de otoño que están a punto de llegar.

Sense8

Que nadie espere una serie al uso si quienes están detrás de ella son los Wachowskis. Si hacemos una definición ‘de manual’ de su primer trabajo para la televisión, diremos que se trata de una obra de ciencia ficción y aventuras en la que ocho personas que no se conocen de nada y que viven en extremos opuestos del planeta comienzan, sin embargo, a conectarse mentalmente entre ellos. Sin embargo, esta descripción tan sucinta no le haría justicia. Desde el angustioso primer minuto del primer episodio, sabemos que no estamos ante una serie al uso. Al igual que en otros de sus trabajos, Lana y Andy Wachowski consiguen darle la vuelta a la ciencia ficción añadiéndole tramas argumentales no habituales en este tipo de producciones: aquí, política, sexo o religión son tratados con libertad, dotando a la serie de un discurso mucho más completo que el habitual del género. Cuenta con una temporada, aunque el pasado 8 de agosto (atentos a esta fecha, que es funamental en la historia de Sense8) Netflix anunció su renovación para la segunda temporada.

Narcos

Es de los productos más recientes nacidos de la factoría Netflix y también el primero en acercarse a personajes latinos (surge como coproducción con el canal Telemundo). Narcos, estrenada el pasado 28 de agosto, sigue los pasos del tristemente legendario Pablo Escobar. Esta no es una historia complaciente, al contrario: en ocasiones resulta complicado no retorcerse mientras uno está viéndola en el sofá, pero ese sufrimiento vale la pena y el ritmo frenético de la narración, con constantes flashbacks y flash forwards, ayuda a soportarlo. No han sido pocos los críticos que comparan su estilo con el de Uno de los nuestros, y no les falta razón: aunque aquí saltamos de la mafia italiana al cartel de Medellín, la narración en primera persona y la construcción de los personajes conforman una historia de crímenes a la más antigua usanza y precisamente por eso resulta muy difícil dejar de verla una vez que hemos empezado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba