TV

La leyenda de Saturday Night Live, el show del humor

Cuatro décadas en antena. 42 premios Emmy de 156 nominaciones, el mayor número hasta el momento. Considerada por la legendaria revista Time como “uno de los 100 mejores shows de la Historia”. Plataforma de lanzamiento de gente como Bill Murray, Eddie Murphy o Robert Downey Jr. Bienvenidos a la leyenda de Saturday Night Live, el programa de entretenimiento norteamericano más influyente de la cultura popular mundial… y que, curiosamente, apenas es conocido en nuestro país.

  • Bill Murray
    Bill Murray
  • Eddie Murphy
    Eddie Murphy

Ayer fue uno de esos días… En Internet se estrenó el nuevo tráiler de una de las mayores comedias de próximo estreno en cines este verano: el reboot de “Cazafantasmas”. Pero a su polémica (con cierto tufillo machista) del equipo ahora exclusivamente femenino se unió la confusión sobre su reparto lleno de caras ¿desconocidas? Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones… quizá la que más suena es la oronda Melissa McCarthy. Aunque lo que muchos olvidan es que allá por 1984 Bill Murray, Dan Aykroyd o Harold Ramis tampoco eran rostros muy populares en nuestro país. Al otro lado del charco, en cambio, habían triunfado también semana tras semana en un programa de humor llamado 'Saturday Night Live'. Pero si hasta aquí logramos importar comedias en ocasiones tremendamente localistas como “Cheers” o “Los Roper”, ¿cómo es posible que el mítico SNL nunca hubiera llegado a España?

La clave de su éxito quizá se encuentre en su título: 'Saturday Night Live', o mejor dicho, “En directo el sábado por la noche”. Aunque la realidad es que no siempre es así y por la complejidad de sus guiones y planificación se debe recurrir también al falso directo, la gracia del programa estriba en su formato. Una sucesión de sketches y parodias, en ocasiones sobre la actualidad política del momento, todo ello a cargo de un equipo recurrente de cómicos junto a uno o varios invitados estelares cada semana y coronado por un par de actuaciones musicales en vivo también de artistas del momento. Por ello, SNL comienza en frío, con un sketch al final del cual uno de sus protagonistas de repente exclama a cámara “En directo desde Nueva York, ¡es sábado por la noche!”.

Y es que, efectivamente, se graba en el plató 8H del cuartel general de la NBC en el Edificio Comcast de Manhattan, esa torre que aparece en todas las películas neoyorquinas tras el abeto navideño sobre la pista de patinaje del Rockefeller Center. De hecho, es tan popular que desde hace décadas la visita turística por su interior pasa inevitablemente por este set, por no hablar de incontables elementos de merchandising que han surgido a su alrededor: libros, discos, colecciones de DVDs, estudios sesudos sobre el fenómeno… Incluso varios de sus sketches más populares o personajes más recurrentes han cobrado vida fuera de la pequeña pantalla con distintos grados de éxito. ¿Recuerdas “Wayne’s World” o los míticos Blues Brothers? Efectivamente, salieron del SNL. Por no hablar de que el formato ha intentado ser replicado en números países como Canadá, Italia, Japón, Corea del Sur, Finlandia, Brasil y… España, en un loable, al principio incluso muy digno intento por parte de Globomedia allá por 2009 que Cuatro enseguida canceló por su escasa audiencia.

Pero remontémonos a sus orígenes. Saturday Night Live comienza en la cadena NBC un 11 de octubre de 1975 de la mano del productor Lorne Michaels. Es más, en aquel entonces se llama “NBC’s Saturday Night”, aunque su planteamiento principal de combinar actuaciones musicales con sketches, algunos protagonizados por un invitado semanal que también interpreta un monólogo humorístico tras los créditos de apertura, se ha mantenido hasta hoy. La influencia de Michaels es tal que incluso se marchó del programa voluntariamente en 1980, para ser sustituido primero por Jean Doumanian y después por Dick Ebersol, pero tuvo que regresar apenas cinco años después obligado por unos ratings desastrosos y unas críticas demoledoras. Desde entonces, y hablamos de más de 30 años después, se ha mantenido fielmente en su puesto supervisando semana a semana los guiones y apadrinando a estrellas como Billy Crystal, Adam Sandler, Mike Myers, Tina Fey o Will Ferrell.

De hecho, si algo ha caracterizado a este show es el gigantesco número de estrellas del humor que han saltado a la fama entre sus filas, ya sea como guionistas o como actores, o incluso ambos. Y eso que de algún modo, ya eran artistas consagrados en algunos círculos minoritarios como el Off-Broadway o los clubes de comedias. Intérpretes como los ya mencionados Bill Murray o Eddie Murphy han compartido plató con cómicos de leyenda como Steve Martin, Dan Aykroyd, Chevy Chase, John Belushi, Gilda Radner o Phil Hartman, a los que podríamos añadir a Martin Short, Tim Meadows, Chris Rock, Bill Hader, Fred Armisen, Jason Sudeikis, Amy Poehler, Will Forte, Julia-Louis Dreyfus, Andy Samberg o Kristen Wiig, muchos de los cuales se escribían su propio material.

Aunque cabe mencionar que en ocasiones la separación no siempre fue amistosa y en algunos casos se produjo considerable mala sangre entre el productor Michaels y la estrella que abandonaba el show tras la pertinente llamada de Hollywood (caso de Chevy Chase, o cuando tocaba renegociar salarios y muchas de esas estrellas se atrevían a sabotear incluso el propio programa – recordémoslo: un show en directo). Es más, si buscan algún tipo de anécdota jugosa, es muy posible que ya haya aparecido en “Rockefeller Plaza”, obra de Tina Fey, quien tiene el honor de haber sido la primera guionista del programa que saltó a la categoría de intérprete y quien basó su experiencia en Saturday Night Live para desarrollar su excelente sitcom.

Hoy en día SNL sigue siendo una factoría de lanzar estrellas, como así parecen atestiguar los boyantes trabajos de gente como Amy Schumer o Kate McKinnon. Pero también es cierto que hace maravillas a la reputación de aquellos que pasan por el programa cada noche de sábado como estrellas invitadas. Desde Barack Obama hasta Lady Gaga, muchos de esos personajes incluso han revelado sorprendentes dotes para la comedia. Por ello aún se siguen recordando sketches clásicos protagonizados por gente como Sylvester Stallone, Alec Baldwin o el siempre intenso Christopher Walken que le han dado la vuelta a su imagen pública al mostrar un rostro más cachondo y una actitud más desprejuiciada. Hasta Donald Trump o Sarah Palin pasaron por SNL intentando lavar su imagen, aunque qué quieren que les digamos, por mucho que se rodeen de profesionales del humor, hay gente que no tiene ni puñetera gracia.

Actualmente Saturday Night Live se emite en España en Canal+ Estrenos. Nosotros, por supuesto, se lo recomendamos encarecidamente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba