Gente

Sonia Arenas pagará 20.000 euros a Aída Nizar por llamarla “prostituta”

Según la sentencia a la que ha podido tener acceso ‘Marabilias’, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha condenado a la televisiva Sonia Arenas a pagar una indemnización de 20.000 euros a Aída Nízar después de que el 20 de junio de 2011 asegurara en el programa ‘Sálvame Deluxe’ que esta última se dedicaba a la prostitución, algo que el juez ha considerado una intromisión al honor. 

Sonia Arenas está condenada a pagar a Aída Nízar una indemnización de 20.000 euros por llamarla prostituta (Gtres).
Sonia Arenas está condenada a pagar a Aída Nízar una indemnización de 20.000 euros por llamarla prostituta (Gtres).

Las declaraciones de Sonia Arenas tuvieron lugar hace cuatro años en el programa de Mediaset. En él, la demandada aseguró que Aída se dedicaba “a una profesión muy antigua” y que tenía una amiga que era prostituta, que era compañera de Aída: “Ella veía como Aída, presuntamente, cobraba dinero al irse con los señores y luego los amenazaba y los chantajeaba”.

Después de estas declaraciones, Aída Nízar interpuso una demanda el 17 de junio de 2011 contra Sonia Arenas y tras cuatro años de batalla legal el juez ha vuelto a ratificar la sentencia a favor de la demandante. En ella expone y declara que Aída “ha sufrido una intromisión en su derecho al honor, como consecuencia de las expresiones proferidas, y manifestaciones vertidas por la demandada en el programa televisivo “Sálvame de Luxe”, emitido por Tele 5, correspondiente al día 10/6/2011, a las que se hace referencia en el primer fundamento de esta resolución, condenando a la demandada a que indemnice por ello a la actora en la cantidad de 20.000 euros, y a publicar a su costa, en dos periódicos de alta difusión nacional, el encabezamiento y fallo de esta sentencia, e imponiéndole así mimo el pago de las costas causadas en el proceso”.

Además, la sentencia explica que las declaraciones de Sonia fueron “en un programa televisivo de crónica social agresiva de gran audiencia”, lo que supone una intromisión ilegítima en el honor, “dada la escasa relevancia pública de los hechos y el carácter objetivamente ofensivo de las declaraciones”.

La indemnización de 20.000 euros es la que fijó el juzgado en primera, una cantidad menor de la que exigía Aída y que estaba fijada en 35.000 euros por los insultos y acusaciones vertidos contra ella.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba