Estilo

Con estos 10 trucos es imposible salir mal en las fotos

Si eres de los que envidian lo bien que salen los famosos en los ‘photocall’, leerás con avidez estos diez consejos, porque ellos lo saben y los practican a rajatabla. Tan solo cuando les pillan in fraganti, es cuando esas maravillas de caras sonrientes, barrigas planas y piernas perfectas se desmoronan. 

Ahora con tanto artilugio para los smartphones es muy sencillo entrenar en casa en interiores y con distintas luces (Gtres).
Ahora con tanto artilugio para los smartphones es muy sencillo entrenar en casa en interiores y con distintas luces (Gtres).

Así es que, si llega el momento de inmortalizarse, y lo sabes, tómate tu tiempo para aplicarlos y seguro que triunfas.

La sonrisa

Debe ser de una naturalidad “forzada”. Sonríe lo más natural posible y poco. No intentes poner cara de interesante. No es bueno contraer ningún músculo porque las muecas en la cámara sólo funcionan si eres fotogénico 100%. Si cuando sonríes apoyas la lengua arriba en el paladar presionando un poquito, favorecerás la sonrisa natural. Los americanos aconsejan evitar en teeging, es decir, enseñar demasiado los dientes de arriba (la famosa frase de la Pantoja “dientes, dientes”, aquí no está aconsejada).

La mirada

La mirada debe ser intensa a la cámara, o un poquito por encima de la lente (si podemos verla) y en cualquier sentido: divertida, interesante, seria... funciona mejor expresar con los ojos que con la boca. Si además, los cerramos sólo un poquito, evitaremos salir con la cara tipo “buho” (ojos demasiado abiertos).

La cara

La cara debe tender un poco hacia delante y la barbilla ligeramente hacia abajo, así escondemos la papada (si existe). Además, hay que evitar siempre el perfil total.

Relajarse

Antes de que vayan a tomarte la foto cierra los ojos y ábrelos unos segundos antes de que vayan a disparar. Te ayudará a la favorecer la naturalidad.

La posición

Lo perfecto es estar alejado de la cámara unos dos metros, separa los brazos del cuerpo, que no estén pegados. No juntar las piernas ni abrirlas excesivamente; además hay que bascular levemente sobre una de tus caderas (o adelantar un pie un poquito). Los hombros, siempre hacia detrás (ojo sobre todo los hombres, que tienden a cargar la espalda) y si es posible, adelantar un poco uno de ellos hacia la cámara.

Entrenarse a base de selfies

Ahora con tanto artilugio para los smartphoneses muy sencillo entrenar en casa en interiores y con distintas luces. La cara ha de estar siempre iluminada, con lo cual ponte siempre al lado de alguna fuente de luz, si la foto en interior, y evita las luces cenitales, que hacen unas sombras terribles debajo de los ojos que simularán ojeras negras y harán que parezcas Nosferatu. En exterior, si te colocas de cara al sol casi siempre triunfarás.

Debilidades

Cada uno conocemos las nuestras y ante la cámara es mejor disimularlas. Nariz aguileña, nunca perfil total; papada, nunca fotos desde abajo, etc. Es bueno ensayar delante del espejo y con varias posturas para averiguar cuál resulta más favorecedora.

La ropa y los colores

Si sabes que te van a hacer fotos, elige el color que mejor te siente. El que más luz te aporta. El negro le favorece más a las personas que no son morenas (pelirrojas y todo tipo de rubias); el azul suele salir siempre bien porque es un color al que la cámara quiere (también el rojo, pero resulta más atrevido).

Evitar la tensión

Respirar tranquilamente para evitar tensión (la cámara siempre la multiplica) y ser capaces de asimilar estos consejos y ponerlos en práctica de manera automatizada y natural. El éxito casi está asegurado y la inmortalidad del momento, cuando pasen los años, será gloriosa.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba