Destinos

Gerona y Córdoba, el paraíso para los amantes de las flores

El mes de mayo siempre ha destacado por encima del resto de meses del año por ser un mes lleno de luz y color. Ahora además, el mes de mayo se ha convertido en un reclamo artístico y cultural, vistiéndose de fiesta para recibir a la primavera, especialmente en Gerona con la fiesta de las flores (Temps de flors) y los patios, cruces y feria de Córdoba que llenan el mes de festividad y de buen ambiente. Sin duda, una buena elección para pasar unos días de vacaciones rodeado de belleza. 

Fachada casa patios de Córdoba (Flickr)
Fachada casa patios de Córdoba (Flickr)

De un punto a otro del mapa, pero unidas bajo un mismo pretexto, Córdoba y Gerona se convierten en protagonistas del mes de mayo gracias a sus populares fiestas donde las flores son parte fundamental del decorado de sus calles y de sus casas. Recorridos por dos ciudades que se llenan de luz y color para recibir cada año a miles de visitantes que quieren disfrutar del buen ambiente que estas fiestas  alberga.

Gerona

En el caso de Gerona, su famosa fiesta Temps de flors, llenan las calles, parques y casas del casco antiguo de la ciudad del 7 al 15 de mayo. Recorrido por antiguas murallas con cascadas de flores, exposiciones llenas de colores y calles donde poder disfrutar del colorido y de una estética muy distinta a la que los ciudadanos de esta ciudad están acostumbrados. Incluso, al igual que la festividad de los patios de Córdoba, casas particulares que prestan sus cuatro paredes para recibir a miles de visitantes (se prevé que este año sean unos 200.000) que quieran disfrutar de un decorado especial.

Aunque en cualquier rincón de la ciudad te puedes encontrar alguna actividad o espacios florales entorno a esta fiesta, es importante que en tu ruta de las flores no falten las siguientes paradas: Sant Nicolau, Sant Feliu, Sarraïnes, Sant Lluc, La Catedral, Sant Martí, Banys Àrabs, Casa Lleó Avinay y Torre Gironella. Los colegios de la ciudad tampoco quieren perdérselo y salen a las calles para poner su granito de arena y realizar todo un jardín callejero de manualidades realizadas por niños de todas las edades.

Algunos monumentos, museos y casas de la ciudad, solo abren para su exposición de flores en este mes por lo que es una buena oportunidad para conocer más a fondo una Gerona vestida de colores.

Córdoba

La ciudad andaluza vive el mes más importante de todo el año, para el que se preparan a lo largo del invierno con dedicación. Y es que Córdoba, en el mes de mayo, salta de una fiesta en otra sin descanso con un denominador común entre ellas: las flores. Primero las cruces de mayo, donde bares y barras en la calle están presididas por grandes cruces de flores, luego sus famosos patios, donde prima la decoración de sus típicos patios andaluces llenos de macetas y para finalizar, la feria, donde las flores en este caso son las que decoran las casetas y el cabello de las más flamencas sevillanas o las solapas de los hombres, vestidos de corto para la ocasión.

En el caso de la festividad de los patios, donde más resalta la aparición de las flores, los propietarios de las casas donde albergan los patios más populares de la ciudad, los preparan con dedicación para la vista de centenares de turistas que pasean por allí. Además, se realiza un concurso en el que se eligen los tres mejores patios de la provincia y el mejor rincón de la misma. Este año se han presentado 37 patios y 27 rincones, donde los ganadores han sido un patio de la localidad de Rute, situado en la calle Empresaria Teresa Córdoba; el segundo premio ha recaído en el patio de la calle Toledano, 21, del municipio de Cabra; y el tercer premiado ha sido el patio de Castro del Río, ubicado en la calle Estrella, 23. De los rincones típicos, se ha llevado el primer premio un espacio situado en la Plaza Cuatro Esquinas s/n, de Luque; el segundo ha recaído en un rincón de Villanueva de Córdoba, ubicado en la calle Cañada Alta; y el tercer premio ha sido compartido entre un rincón de la calle Pozo Fuente, de Cañete de las Torres, y otro de la calle Clara Campoamor, de La Granjuela.

Esta festividad, heredada de los romanos y más tarde los musulmanes, se ha convertido en una tradición muy característica de la ciudad que representa a los cordobeses y que es una estupenda carta de presentación para el turismo de España.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba