La escalada de tensiones entre israelíes y palestinos ha derivado en movilizaciones en la frontera con Líbano y en Cisjordania, escenario incluso de disparos para bloquear a grupos de personas que querían condenar la ofensiva lanzada por las Fuerzas Armadas de Israel sobre la Franja de Gaza.

Las fuerzas israelíes han confirmado que han disparado contra "varios" manifestantes que habían roto la valla en la frontera libanesa y habían logrado cruzarla cerca de la ciudad de Metula, según el periódico 'Times of Israel'. Las imágenes del asalto muestran a decenas de personas entrando a territorio de Israel, varias de ellas con banderas del partido-milicia Hezbolá.

Por otra parte, miles de jordanos se han desplazado a la frontera con Cisjordania para protestar contra la operación israelí contra Gaza en respuesta a los cohetes de las milicias palestinas, y contra el desalojo de las familias palestinas del barrio de Sheij Jarrá, en Jerusalén Este, uno de los principales desencadenantes de este conflicto.

Los manifestantes se han concentrado en un lugar histórico como es el memorial de la batalla de Karamé, en la región del mismo nombre, cerca del paso fronterizo del puente Rey Huséin, limítrofe con Cisjordania, según los testimonios recogidos por la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

Allí, en el lugar que recuerda uno de los mayores enfrentamientos entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina, en 1968, los jordanos se han concentrado para exigir el final de la ofensiva al grito de "Con nuestras almas y nuestra sangre nos sacrificamos por ti, Al Aqsa", en referencia a la mezquita de Jerusalén, el tercer lugar más sagrado del Islam y otro de los epicentros del conflicto.

Además de las protestas en la frontera, los jordanos tienen previsto marchar por todas las gobernaciones del reino para protestar contra la operación israelí, según informa por su parte la agencia oficial de noticias jordana, Petra. La principal concentración ha tenido lugar cerca de la mezquita de Huseini, en la capital, Amán, donde miles de jordanos han protagonizado una sentada multitudinaria tras las oraciones vespertinas.

También se ha conocido en las últimas horas que, por orden de la Familia Real jordana, la Organización Benéfica Hachemita de Jordania (JHCO), con el Ejército jordano, han enviado un convoy de ayuda humanitaria a la capital de Cisjordania, Ramala, así como a la propia Jerusalén, donde Jordania ejerce de custodia sobre los lugares sagrados para los musulmanes.