La amistad es uno de los sentimientos que se exaltan en las fiestas navideñas. Esto puede explicar los motivos que llevaron a Patrick Rempe, de 24 años de edad, a intentar entrar en los calabozos para ver a sus amigos. Rempe, ciudadano de Florida, fue arrestado tras ser encontrado colgando en el alambre de espino de la valla perimetral de la comisaría del condado de Indian River.

Aplicando la lógica, las autoridades pensaron que el joven había intentado escapar. Pero pronto se dieron cuenta de que allí no estaba registrado. Lo único que pretendía era colarse para hacer compañía a sus amigos, detenidos por posesión de drogas.

El examen médico reveló que Rempe estaba bajo la influencia de las drogas. Entonces sí pudo conseguir su propósito, pues fue detenido por varios cargos como destrucción de la propiedad y conducir bajo la influencia de sustancias. Para él fue decretada prisión preventiva sin fianza. Los amigos que pasan las fiestas navideñas unidas permanecen unidos.