Las autoridades de China han anunciado la inminente suspensión de la licencia de emisión de la cadena pública británica BBC World News, en aparente represalia por la reciente decisión de Reino Unido de retirar los permisos para la televisión china CGTN.

La Administración Nacional de Radio y Televisión, el organismo que regula los medios de comunicación en el gigante asiático, ha argumentado que la BBC "ha incumplido los requisitos para emitir en China", por lo que "no aceptará la solicitud de emisión para el nuevo año", que comienza precisamente este viernes.

En concreto, el regulador esgrime que la BBC ha incumplido la obligatoriedad que se impone a todos los medios extranjeros de informar de forma "cierta e imparcial" y no perjudicar con su cobertura los intereses nacionales de China, según la agencia de noticias oficial Xinhua.

Reacción al veto británico

El Gobierno chino ya avisó la semana pasada de que tomaría medidas por la decisión de las autoridades británicas de retirar la licencia de la cadena estatal CGTN. Londres justificó el cierre alegando que CGTN está controlada por el Partido Comunista Chino, pero Pekín lo atribuyó a "maniobras políticas".

La tensión política entre los dos países ha crecido recientemente principalmente a raíz de las protestas en Hong Kong, un territorio que permaneció bajo soberanía británica hasta 1997.