El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinian, ha anunciado este domingo su dimisión para forzar así la convocatoria de elecciones anticipadas para junio con la intención de cerrar la crisis política abierta en el país.

"Las elecciones parlamentarias son solo posibles en el caso de que dimita el primer ministro y que la Asamblea Nacional no consiga en dos ocasiones nombrar a un sustituto. Después se considerará disuelto el Parlamento conforme a ley y se celebrarán elecciones parlamentarias", ha explicado Pashinian, según recoge la Radio Pública de Armenia.

El objetivo de Pashinian es que se celebren elecciones el 20 de junio y para ello se presentará él mismo como candidato a la investidura ante el actual parlamento con la intención de no obtener el apoyo necesario y forzar así la convocatoria de nuevos comicios.

Crisis

La oposición ha venido exigiendo la renuncia de Pashinián desde que el primer ministro acordó el 10 de noviembre un alto el fuego en Nagorno Karabaj con importantes concesiones territoriales tras negociaciones con los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y de Rusia, Vladimir Putin.

El acuerdo supone para Armenia la pérdida de parte del territorio que controlaba en esta región bajo soberanía azerí pero autoproclamada como independiente.

Las protestas se han convertido en el fondo de una sucesión de crisis, la última de las cuales fue desencadenada por el llamamiento del Ejército a su dimisión tras el cese del entonces 'número dos' del Estado Mayor, Tiran Jachatrián.

La tensión política se agravó después de que Pashinián afirmara que los misiles rusos Iskander exportados a Armenia "no detonaron del todo o lo hicieron al 10 por ciento" durante las recientes hostilidades en Nagorno Karabaj.

Rusia y Azerbaiyán desmintieron el uso de ese tipo de armas en el conflicto y poco después el primer ministro armenio se retractó de esas palabras, afirmando que había sido desinformado.