El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, fue detenido por la Policía este martes en su propia casa, acusado de participar en una red de corrupción que, según sospechan las autoridades, él mismo dirigía.

Además de Crivella, fueron arrestados el empresario Rafael Alves, el comisario jubilado Fernando Moraes y el extesorero del partido del alcalde, Mauro Macedo, entre otras personas que han sido objeto de una denuncia presentada por el Ministerio Público.

Crivella, quien concluirá su mandato el próximo 1 de enero, es un fuerte aliado del presidente Jair Bolsonaro en Río de Janeiro y uno de los principales líderes en esa ciudad del partido Republicanos, al que están afiliados dos de los hijos del mandatario que actúan en política.