Tiempos complicados para Sara Carbonero. Hace tres semanas, la periodista sufrió un nuevo problema de salud que la llevó a ser ingresada y operada de urgencia tras padecer unas complicaciones derivadas del cáncer de ovario del que fue diagnosticada en mayo de 2019. Sin embargo, se trató de una intervención que salió bien y que la hizo abandonar el hospital pocos días después.

Desde entonces, la pareja de Iker Casillas ha continuado con su recuperación en casa y rodeada de su familia, aunque su delicada situación no la impidió volver a su nuevo puesto de trabajo en cuanto los médicos se lo permitieron.

La presentadora ha comenzado una nueva andadura profesional en una conocida emisora de radio, que tuvo el placer de formarla como periodista. Sara considera el medio de comunicación como su propia casa y tal vez esta sea la razón por la que allí, la toledana se abra en canal, como lo hizo en su reincorporación al trabajo, cuando la cantante Conchita, invitada al programa, se lanzó a cantar en directo su tema ‘El viaje, una canción que habla de los hijos, con frases como estas: "No sé si he hecho bien en traerte a este mundo de locos. Yo quiero pensar que acerté y te sabré proteger…No sé si he hecho bien, pero cuando te miro a los ojos…Me salen escudos del pecho, te quiero morder".

La mujer de Iker Casillas rompió a llorar y explicó el motivo de sus lágrimas mientras se las secaba: "Mira que yo me la había escuchado viente veces. Estaba pensando en otras cosas [para no emocionarse] pero esta canción, esta letra, para los que somos madres o padres, lo dice todo. Todos los miedos, lo bonito de la maternidad y el mundo que estamos dejando a nuestros hijos", dijo refiriéndose a sus hijos Lucas y Martín. Y es ellos, de hecho, los que mueven su día a día.

Sara Carbonero dedica sus días a sus hijos

Además de algún que otro compromiso profesional con las marcas y su programa de radio, Sara Carbonero vive sus días dedicada casi al completo a sus pequeños.

Este miércoles, visiblemente recuperada, la periodista ha sido vista atendiendo, como de costumbre, sus compromisos familiares. Seria y un tanto cabizbaja, la presentadora ha acudido a recoger a sus niños al colegio, como hace normalmente, deseando disfrutar con ellos de una maravillosa tarde en familia.