Theresa May

La historia de amor de Theresa May y su marido y los tres golpes más duros de su matrimonio

Theresa May ha ganado las elecciones a su adversario, Jeremy Corbyn, aunque no ha obtenido la mayoría absoluta. El marido de la primera dama británica repetirá como primer caballero de Reino Unido y se afianza en su puesto. A pesar de que llevan 36 años casados  y se compenetran a la perfección, el martimonio ha tenido que hacer frente a tres grandes tragedias.

  • Theresa May y su marido Philip.
    Theresa May y su marido Philip.
  • Theresa May y Philip haciendo treking en los Alpes suizos.
    Theresa May y Philip haciendo treking en los Alpes suizos. Gtres
  • Philip acompaña a su mujer a la mayoría de los sitios.
    Philip acompaña a su mujer a la mayoría de los sitios.
  • Theresa May y su marido Philip.
    Theresa May y su marido Philip. Gtres

La conservadora Theresa May y el laborista Jeremy Corbyn eran los principales candidatos del pasado jueves en las elecciones de Reino Unido. Si hubiera ganado él, la mexicana Laura Álvarez, -tercera esposa de Corbyn, 20 años menor que él- se hubiera convertido en la nueva primera dama británica. Al resultar reelegida Theresa como presidenta, es su marido Philip, de 59 años,el que se afianza como el primer caballero de Reino Unido y el segundo consorte masculino de la historia de Gran Bretaña. El primero fue el marido de Margaret Thatcher, Denis.

Es poco usual que los hombres sean los consortes de un cargo como el de presidente de un país. Actualmente, también tenemos a otro primer caballero, Gauthier Destenay, pareja del presidente de Luxemburgo, Xavier Bettel.

Philip hizo sus pinitos en política antes de volcarse en las finanzas

El marido de Theresa May, la primera ministra británica, se llama John Philip May, es mánager de inversión y tiene dos años menos que su esposa. Nació en Norwich el 18 de septiembre de 1957 y se crio cerca de Liverpool. Su padre John era un representante de ventas de un mayorista de zapatos y su madre Joy, una profesora de lengua francesa.

Fue alumno de la Calday Grange Grammar School en West Kirby y se licenció en historia en el Lincoln College de la Universidad de Oxford. En 1979 flirteó con la política durante un tiempo. Fue presidente de la Oxford Union Society, asociación conservadora y cuna de muchos políticos de primera línea, ocupando el puesto de Alan Duncan. Durante un periodo corto de tiempo también fue jefe de la asociación del Partido Conservador local en Wimbledon antes de dedicarse plenamente a su carrera de finanzas.

Theresa y Philip se conocieron en una discoteca del Partido Conservador

Theresa Brasier, su apellido de soltera, y Philip se conocieron en 1976 en una discoteca estudiantil del Partido Conservador y les presentó Benazir Bhutto, la primera mujer que fue ministra de Pakistán pero que fue asesinada por un terrorista en 2007. Philip la conoció en la Oxford Union. En aquel entonces, Theresa y Philip estaban estudiando en la Universidad de Oxford. Él historia y ella geografía. "Era guapo y hubo una atracción inmediata", declaró Theresa.

La muerte repentina de los padres de Theresa y el no poder tener hijos les ha unido mucho

Cuatro años más tarde se casaron, el 6 de septiembre de 1980 en Wheatley, la parroquia del padre de Theresa, Hubert Brasier, pastor anglicano que murió a los pocos meses en un accidente de coche. La madre, enferma de esclerosis múltiple, le siguió al poco tiempo. Aquí se producen los dos primeros varapalos más fuertes para el matrimonio.

Philip se ha convertido en una pieza clave en la trayectoria y éxito de Theresa. Ella misma se ha encargado de elogiar públicamente a su marido y resaltar el gran apoyo que ha sido en su vida, especialmente cuando de manera repentina murieron sus dos padres cuando ella tenía 25 años. “Fue muy importante, una roca para mí”, señaló Theresa. 

Otro de los golpes más duros que les ha tocado vivir y que les ha unido mucho ha sido el no haber podido tener descendencia. Theresa Y Philip no tienen hijos no por decisión propia sino porque no han podido tenerlos. La propia Theresa llegó a confesar ante los medios la frustración que arrastró durante un tiempo la pareja por no tener hijos, pese a buscarlos con persistencia: "Por supuesto que nos ha afectado. Casi todos nuestros amigos tienen hijos mayores a estas alturas, pero tenemos que aceptar lo que nos da la vida. Hay otras parejas en esta misma situación".

Son amantes del críquet

Philip es uno de los confidentes más cercanos a su mujer tanto en el terreno personal como en la política. Desde que su mujer fue investida como primera ministra, comenzó a acompañarla a la mayoría de los actos y siempre se le ve encantado de hacerlo. Aunque eso sí, siempre trata de ir detrás de ella para no restarle protagonismo.

A pesar de que llevan 36 años casados, están muy compenetrados como pareja y compartenaficiones. Los dos son unos amantes del críquet, como buenos británicos. También se les ha visto haciendo treking, como cuando fueron fotografiados en los alpes suizos.

Philip trabajó como bróker en los años 80. Sus colegas le describen como una persona “de la vieja escuela”, “íntegra”, que jamás ha “mercadeado con el nombre de su esposa”, poco dada a la fanfarronería y a ir de copas. “No es el típico gestor de inversiones con un gran ego”.

Philip ha trabajado en empresas y bancos muy importantes

En 1983 comenzó a trabajar en Prudencial Portofolio Managers, donde fue responsable de invertir el dinero destinado a fondos de pensiones de grandes compañías. A finales de los años noventa sus análisis de prospección de los mercados financieros tenían tanto peso que aparecían en ‘The Times’. Ganó un premio Extel (los Oscar de la City) como gestor de fondos.

En el 2000 fue uno de los tres miembros del equipo de once altos ejecutivos que sobrevivieron a la adquisición de su rival M&G. May fue transferido al Deutsche Asset Management donde logró incrementar las ganancias del banco. Desde el 2005 trabaja para el grupo norteamericano Capital Group Companies, una de las tres gestoras de fondos de pensiones más grandes y poderosas del mundo, junto a The Vanguard Group y Fidelity Investments.

Ella cocina y él saca la basura

Cuando su mujer fue nombrada primera ministra se apresuraron a explicar que el ser marido de May no era incompatible con su trabajo: “Es un gestor de clientes que se mantiene en contacto con ellos para asegurarse de que están contentos y que entendemos sus objetivos. No está envuelto en la búsqueda de inversiones o la gestión de actividades”.

En declaraciones que Philip ha hecho en los medios se ha mostrado muy comprensivo con el trabajo de su mujer: “Si eres de esos maridos que espera tener el té caliente a las seis de la tarde encima de la mesa te vas a decepcionar”. También llegó a señalar que en casa hacía “las tareas típicas de chicos” como tirar la basura y explicaba: “En todo matrimonio hay que dar y recibir, yo por ejemplo puedo decidir cuándo quiero sacar los cubos, pero no si tengo que sacarla o no”. Por su parte Theresa declaraba al respecto: "Yo cocino porque disfruto haciéndolo y Philip pone los recipientes".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba