Televisión

Las resacas de Cristina Pardo y su rebelde adolescencia

La presentadora ha contado algunos capítulos de su pasado y ha desvelado el sorprendente antídoto que usaba cuando bebía más de la cuenta

Las resacas de Cristina Pardo y su rebelde adolescencia.
Las resacas de Cristina Pardo y su rebelde adolescencia. Atresmedia

Desde que Cristina Pardo, de 42 años, colabora en 'El hormiguero', va dando a conocer cada día algún detalle más de su vida personal. Primero desveló que tiene pareja y que es militar, marino concretamente, y ahora ha confesado también algunos capítulos de su adolescencia, como por ejemplo, cómo eran las resacas que se cogía.

La presentadora de La Sexta ya señaló hace años en una entrevista que cuando era más joven "había épocas en las que salía un día sí y otro no". Este martes compartía con Pablo Motos y la audiencia el sorprendente antídoto que utilizaba para no tener resaca: una sopa de fideos hecha con un cubito de caldo preparado y una cucharada de mayonesa añadida a la mezcla. Después la periodista navarra añadía: "Y si el cubito no se había terminado de derretir, eso ya...".

La presentadora de 'Liarla pardo' también contó que le gustaba echar pasta hasta que apenas quedaba agua. "En mi casa salían todos espantados cuando me veían comer aquello", señalaba riéndose. Unos remedios que ella misma se inventaba y que ahora no los tomaría de ninguna manera. 

"Era indisciplinada y no obedecía. Me echaban bastante de clase, incluso en la universidad"

Otra de las anécdotas de adolescencia que ha contado Cristina Pardo es que se hacía pendientes a sí misma sin ningún tipo de precaución ni ayuda para evitar el dolor. "Sin anestesia ni nada, cogía la aguja y me atravesaba de un lado al otro y luego me ponía el pendiente, me lo llegué a hacer hasta en el cartílago. Otras veces sí me ponía hielo", señalaba. Una mala práctica que le llevaba a sufrir infecciones con frecuencia.

La periodista ya reconoció en una ocasión que de pequeña era "indisciplinada y no obedecía". "Yo me pasé media adolescencia castigada sin salir. Me gustaba demasiado llevar la contraria y había épocas en las que salía un día sí y otro no", señaló en entrevista en 'El Mundo', en 2018.

Además también confesó lo rebelde que era: "En clase era de sentarme en la última fila, contestar y reírme mucho. Me echaban bastante de clase, incluso en la universidad".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba