Gentleman

Heritage Classic Tuxedo: la historia viva de Longines

En esta ocasión, la firma de Saint Imier ha recreado dos modelos de finales de los 40 con inconfundibles esferas en blanco y negro.

Blanco y negro en armónica convivencia. Esta es la versión de horas y minutos con pequeño segundero.
Blanco y negro en armónica convivencia. Esta es la versión de horas y minutos con pequeño segundero.

Longines no solo tiene una larga y variada producción relojera, también ha sabido evolucionar a lo largo de los años para construir una historia tan creíble como su calidad. Pero hay un espacio en el que se mueve con especial éxito... y ese no es otro que su línea Heritage Classic. Cada año, la firma del caballo alado sorprende con recreaciones de modelos históricos que además de volver a la vida, recuerdan con mucha fidelidad los originales. Un buen ejemplo se halla en estas dos creaciones, ambientadas en los años 40 del pasado siglo. La década está a punto de poner su punto final y se adivina un cambio en la sociedad. Atrás quedan los rigores del conflicto bélico, la gente comienza a acudir a fiestas donde la elegancia del blanco y negro se distingue como uno de sus detalles llamativos. Y eso es lo que reproduce la esfera de dos nuevos Longines Heritage Classic. Inspirados en piezas históricas, los coleccionistas lo han bautizado Tuxedo.

Marcados por los detalles

Y para respetar al máximo el espíritu de los modelos originales, Longines ha optado en este caso por no incluir la mención Automatic en sus esferas. La línea Heritage siempre se distingue por cuidar los detalles y crear piezas lo más fieles posible a los relojes históricos. Por esto motivo, tampoco cuenta con fecha en sus modelos contemporáneos, que se presentan con correas de cuero negro semimate que respetan por supuesto el espíritu de la época. 

El cronógrafo Tuxedo de la línea Heritage Classique de Longines es fiel al original, y resulta impactante.
El cronógrafo Tuxedo de la línea Heritage Classique de Longines es fiel al original, y resulta impactante.

La oferta de estos Tuxedo se concreta en dos modelos: un horas, minutos  y pequeño segundero y un cronógrafo. El primero se distingue por una esfera que muestra un diseño típico y muy popular de los 40. Un círculo plateado opalino rodeado por un círculo negro mate resalta las finas agujas recubiertas de Super-LumiNova. El contador del pequeño segundero a las 6 horas queda descentrado. Con un diámetro de 38,5 mm, alberga el calibre L893.5, que entre otras cosas cuenta con una espiral de silicio.

La versión cronógrafo mantiene el protagonismo del negro mate, el opalino y añade un tercer color: el azul medianoche. El resultado es una esfera elegante y refinada, que queda estructurada en varias zonas. Se presenta igualmente con una escala taquimétrica, una función poco habitual en el ideario Longines. The Longines Heritage Classic Chronograph–Tuxedo alberga en su caja de 40mm de diámetro el calibre L895.5 desarrollado en exclusiva para las piezas Heritage de Longines, y que  incluye también una espiral de silicio. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba