Clarins recarga el día a día del hombre contemporáneo ofreciéndole dos nuevas formas de hacer frente a las agresiones externas que la vida urbana deja a su paso. La piel fatigada es el reflejo de factores como la contaminación o un intenso ritmo de vida y trabajo que llevan a que los signos de la edad acentúen su presencia en la piel del rostro. En los hombres, las células cutáneas se renuevan más rápido gracias a la acción de los andrógenos, que requieren de más energía para su buen funcionamiento. 

El impacto de un ritmo de vida intenso tiene mayor incidencia sobre unas células presentes en el tejido cutáneo llamadas mitocondrias, consideradas como la 'fábrica de producción de energía'. Son las encargadas de establecer la correcta actuación de todos los componentes que protegen la piel, tanto de los factores externos a ella, como del propio paso del tiempo. Al estar estas células sometidas a largos períodos de estrés, producen menos energía y su funcionamiento se desacelera, de forma que resulta más complicado mantener la piel alejada de los signos de fatiga. 

Gracias al extracto de gingsen, el dúo energizante de Clarins Men mejora la producción de energía y la sensación reconfortante en la piel.

Naturaleza aplicada a una nueva generación de cuidados

Así, Clarins proporciona al hombre una dosis de energía y vitalidad para la piel, en dos productos elaborados a base de gingsen rojo bio, una medicina tradicional utilizada para estimular los agentes que benefician una piel fresca e hidratada. Con un gran efecto tonificante, esta raíz originaria del nordeste  de Asia, ayuda al cuerpo a adquirir muna mayor resistencia ante factores que puedan ser perjudiciales, como las temperaturas extremas o una actividad diaria intensa. Por un lado, el Gel Energisant, un gel fresco y no graso que ofrece a la superficie cutánea un efecto refrescante inmediato, reduciendo su temperatura dos grados. Por otro lado, el Gel Energizant Yeux actúa sobre el contorno de los ojos para estimular la hidratación y flexibilidad de la piel, en una zona en la que aparecen antes los signos del paso del tiempo. A través de su aplicador Tri ball, este gel ofrece una acción drenante y fortalecedora para una zona del rostro especialmente sensible.