El Gobierno de Venezuela ha declarado persona 'non grata' a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, a la que ha dado 72 horas para abandonar el país sudamericano tras la controversia generada por la última batería de sanciones contra dirigentes chavistas.

El ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha trasladado personalmente a Brilhante la orden de expulsión, que según la Cancillería deriva de "instrucciones" del presidente, Nicolás Maduro.

Castigos contra altos funcionarios

El Consejo de la UE aprobó el lunes castigos contra 19 altos funcionarios, jueces, políticos y militares venezolanos, en una decisión que pretende aumentar la presión sobre Maduro y que a ojos de Caracas es "anacrónica, intervencionista e injerencista". La Asamblea Nacional surgida de las elecciones de diciembre, dominada por el chavismo, ya había emplazado el martes al Gobierno a expulsar a la embajadora europea como represalia.