Tras llamar a la puerta de los Ministerios de Sanidad y Asuntos Exteriores sin éxito, el sindicato UGT se ha dirigido este viernes por carta a la directora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Elena Andradas, para que defienda la vacunación contra el coronavirus de todo el personal del servicio exterior y que este colectivo sea equiparado al de los militares en misiones internacionales.

La misiva, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, es de la sección sindical de UGT en Exteriores, donde en las últimas semanas se ha extendido la preocupación entre diplomáticos, cooperantes y funcionarios por las dificultades que tienen para acceder a las vacunas estando fuera de España. Por ejemplo, la asamblea anual de la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) del pasado jueves se centró casi en exclusiva en este asunto.

Algunos trabajadores de Exteriores se han encontrando con citaciones para vacunarse en un centro de salud cuando están destinados a miles de kilómetros de distancia, lo que les obliga a posponer la cita u organizar un viaje a Madrid que, normalmente, se tienen que pagar de su bolsillo.

Por ello, reclaman que se les considere un colectivo de riesgo y puedan vacunarse con independencia de la edad y en dos circunstancias muy concretas: cuando vayan a salir a un destino en el extranjero o bien, cuando regresen a España por motivos laborales o vacaciones. Esta fórmula, "sencilla y fiable" a juicio de UGT, solo cubriría a los expatriados públicos y sus familiares, no al personal que trabaja en Madrid en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

"Le escribimos en nombre de decenas de funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación destinados en el extranjero para ponerle en antecedente y rogar una solución al grave problema derivado del abandono de nuestro Ministerio respecto a la vacunación contra el COVID-19", revela UGT a Andradas.

El sindicato 'hermano' del PSOE recuerda en la citada carta, enviada en la recta final de la campaña electoral del 4-M, que en las últimas semanas ha pedido tanto a Sanidad como Exteriores que autorizase a la Comunidad de Madrid a que "dadas las características de nuestros destinos, muchos en países en los que no existen vacunas o no son de fiar, u otros que nos ignoran pues sus prioridades son sus ciudadanos, pudiéramos poder ser vacunados en nuestros viajes a Madrid, bien de vacaciones o por cualquier otro asunto".

UGT se encuentra con la negativa

En la práctica, supondría igualar al personal del servicio exterior con el de los contingentes militares que van a ser desplegados fuera de España y que están siendo vacunados en la actualidad, gracias a una autorización que el departamento de Carolina Darias ha concedido al Ministerio de Defensa. Pero UGT se ha encontrado con la negativa de ambos ministerios a su petición.

"Se nos ha contestado que no es posible atender tal solicitud dejándonos, a nosotros y a nuestras familias, totalmente desprotegidos ante este peligro. Diplomáticos, embajadores, cónsules, secretarias, jefes de visados, cooperantes y otras muchas categorías de funcionarios hemos sido abandonados sin razón ni explicación alguna cuando la solución que hemos aportado es sencilla y fiable", hace hincapié el sindicato a la 'número tres' de la Consejería de Sanidad de Madrid.

UGT Laya coronavirus
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en una comparecencia parlamentaria. Europa Press

Ante esta situación, UGT pide a la directora de Salud Pública y a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (leer abajo), "una solución a este miserable abandono por parte de quien creíamos que tenía la obligación de protegernos", en referencia al Ejecutivo central.

Se da la circunstancia de que el Gobierno de Ayuso ha incluido a los diplomáticos extranjeros y sus familias en el calendario de vacunaciones contra el coronavirus, al estar residiendo en Madrid, si bien tienen que cumplir el requisito de edad como cualquier otro madrileño.

Carta de UGT a la CAM by Vozpopuli