'Caso Tándem'

El juez imputa a Corinna Larsen y a Juan Villalonga por contratar a Villarejo

El magistrado Manuel García Castellón reabre la pieza 'Carol' y cita a declarar como investigados el 8 de septiembre a la empresaria germanodanesa y al expresidente de Telefónica

La examiga del rey Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en una imagen de archivo.
La examiga del rey Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en una imagen de archivo. Gtres

El juez de la Audiencia NacionalManuel García Castellón ha decidido reabrir la pieza Carol, en la que se investigaban las relaciones de Corinna Larsen, la examiga del rey emérito Juan Carlos I, con el excomisario José Manuel Villarejo, según indican fuentes de la causa a Vozpópuli. El magistrado ha citado a declarar como imputados el 8 de septiebre a la empresaria germanodanesa y al expresidente de Telefónica Juan Villalonga. También comparecerán como investigados un día antes, el 7 de septiembre, Villarejo y su principal socio, Rafael Redondo. 

En concreto, la reapertura se dirige para esclarecer la posible existencia de un trabajo encargado por Corinna Larsen al excomisario, referido a la obtención en España de unos datos correspondientes a una persona de nacionalidad española.

El instructor detalla una de las conversiones mantenidas entre Villarejo y Larsen en la que ésta le expone al comisario sus inquietudes respecto a una asistente personal española que pudiera estar filtrando información sobre su vida privada. Villarejo le vendió sus servicios explicando que tenía los mejores especialistas del mundo. En ese sentido, el juez considera que debe esclarecerse si el encargo llegó a materializarse y si se abonó cantidad por ello, lo que podría constituir delitos de cohecho activo y pasivo en los que podrían haber intervenido los investigados por los delitos cometidos en España.

"A muerte"

En las grabaciones del excomisario Juan Villalonga aparece como la persona que puso en contacto al excomisario y a Larsen: "Y quien le dijo a Villarejo, según este mismo refiere, que tenía que ayudar a Corinna "a muerte".

En el mismo sentido, tal y como adelantó Vozpópuli, la examante de don Juan Carlos recurrió, en una reunión en la que estaba presente Juan Villalonga, a los servicios del veterano policía, en prisión desde noviembre de 2017, para tratar de ayudar a un político conservador británico inmerso en España en un conflicto con la Agencia Tributaria. La reunión fue grabada por el excomisario.

En concreto, se refiere a Ben Goldsmith quien habría acudido a Corinna con el asunto que luego ella le relató a Villarejo. En su afán primaba proteger la carrera política de otro de los hermanos del clan llamado Frank Zacharias Robin.

Cerca de Ronda

Los Goldsmith “tienen una propiedad cerca de Ronda”, le explicó Corinna a Villarejo combinando el español y el inglés con Villalonga haciendo las veces de traductor. “Es una propiedad familiar enorme y al lado de la propiedad hay un pueblo y han hecho como una operación financiera para hacer un desarrollo y la Hacienda de esta zona (sic) les ha puesto un pleito”. De esta proposición de colaboración informó El Español el 15 de julio de 2019 en una publicación donde aportaba detalles sobre cómo se fraguó la cita. Villarejo aceptó "encantado" el trabajo encargado por Larsen.

Esta reapertura no afectará a la investigación sobre Juan Carlos I, que hasta el momento la lleva la Fiscalía del Tribunal Supremo, órgano ante el cual está aforado.

El anterior instructor del caso Villarejo, Diego de Egea, archivó a petición de la Fiscalía anticorupción la pieza Carol en la que se investigaban las revelaciones de la empresaria germano-danesa Corinna Larsen al comisario José Manuel Villarejo y que afectaban al rey emérito.

Un testaferro

La mujer aseguraba en una conversación publicada por El Español y Ok Diario que don Juan Carlosla había usado como testaferro para hacerse con una finca en Marruecos o que tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo. También relató el cobro de comisiones en la negociación de la adjudicación del contrato del AVE a La Meca.

Dos meses después de que abriese esta pieza a raíz de la publicación de las cintas de Larsen, el juez dio carpetazo a este asunto alegando, entre otros motivos, que la mujer no aportaba "ninguna prueba que ampare esa afirmación, no constando, ni relatando de forma detallada, concreta y concisa respecto a don Juan Carlos I cuáles fueron esos actos".

La Audiencia Nacional reclamó en marzo pasado a las autoridades suizas que compartiera con la Justicia española la información solicitada por la Fiscalía en una comisión rogatoria enviada a este país en diciembre de 2019, según informan fuentes jurídicas a Vozpópuli. En concreto, el ministerio público pedía la información recabada hasta ese momento por el fiscal Yves Bertossa sobre las presuntas cuentas suizas del rey Juan Carlos y de su examiga Corinna Larsen

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba