Reino Unido advierte del "alto riesgo" de exposición a la Covid-19 en "la España peninsular y las Islas Baleares", pero no cita explícitamente a Madrid. Al menos hasta ahora. Según la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y su mensaje de "libertad" durante la campaña electoral del 4-M son la causa clave por la que el Gobierno británico ha decidido no incluir a España en la lista de países seguros para los viajes turísticos. Así lo ha asegurado este miércoles.

Sin embargo, en su última actualización de recomendaciones de viaje a España, Reino Unido no habla expresamente de la capital. Tampoco lo hace en la web TravelHealthPro, una plataforma consejos sobre viajes al extranjero y reducción de la propagación de virus respiratorios durante la pandemia de coronavirus.

Sí citan el "alto riesgo" de toda España, exceptuando las Islas Canarias, donde advierte un "riesgo moderado" de exposición a la enfermedad.

Tras advertir a los ciudadanos de que, por ahora, es "ilegal viajar al extranjero desde el Reino Unido durante las vacaciones". Y de que se debe tener una razón permitida para viajar al extranjero, el Gobierno británico señala que:

"Según la información disponible actualmente, existe un alto riesgo de exposición a la Covid-19 en la España peninsular y las Islas Baleares. Existe un riesgo moderado de exposición en las Islas Canarias".

"Tenga en cuenta que la categoría de riesgo para las Islas Canarias se ha reducido recientemente y, aunque el número de casos ha ido disminuyendo, esto puede cambiar rápidamente. Esto está siendo monitoreado; por favor, consulte la pestaña de brotes y este sitio con regularidad para obtener información actualizada sobre los consejos", añade.

Es posible, advierte, que las personas que ingresen o regresen al Reino Unido deban seguir medidas adicionales en la frontera del Reino Unido, incluido el autoaislamiento.

Reino Unido pone a España en 'ámbar'

El pasado viernes se estableció un 'semáforo epidemiológico'. Ni Canarias ni Baleares han entrado en la lista verde de destinos seguros para el Reino Unido, y todo el país ha sido puesto en color ámbar, sin especificidades por islas o por regiones.

A partir del 17 de mayo se facilitarán viajes a Portugal, Gibraltar e Israel, pero no a España, Francia y Grecia. Como la clasificación se revisará cada tres semanas, no será hasta el 7 de junio, mínimo, cuando los británicos puedan viajar a los destinos españoles.

La ministra de Exteriores ha responsabilizado a Madrid y al Gobierno de Ayuso de la situación, sugiriendo que pese a los esfuerzos de comunicación e información que ha realizado el Gobierno de España para trasladar confianza respecto a la situación de España y "sus regiones", la estrategia se ha visto obstaculizada por el discurso del PP madrileño en las elacciones, algo que ha influido decisivamente, según la ministra, en la decisión de Londres.