Los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Antoni Comín y Clara Ponsatí han sacado pecho este miércoles por la decisión del Tribunal General de la Unión Europea de suspender el levantamiento de su inmunidad.

Los tres habían presentado recurso para pedir medidas cautelares contra el levantamiento de su inmunidad, y la justicia europea ha decidido otorgárselas, suspendiendo provisionalmente el levantamiento de su inmunidad, cinco días antes de que la Eurocámara retome de nuevo sus sesiones en Estrasburgo (Francia) y evitando así que las autoridades francesas puedan detenerlos ante una hipotética euroorden que pudiera emitir el Tribunal Supremo.

En su cuenta en Twitter, Puigdemont ha publicado una imagen de archivo de los tres juntos uniendo sus manos en señal de victoria.

Puigdemont también ha compartido una información periodística que destacaba que las ministras de Exteriores de España y Bélgica suspendían una rueda de prensa conjunta tras la decisión de la justicia europea.

"Lástima. Seguro que la ministra española le quería explicar las gestiones que hicieron con el Gobierno de Marruecos, que este acaba de reconocer, para boicotear la misión económica y comercial en ese país que habíamos organizado en 2017 con el ministro-presidente de Flandes", ha comentado en tono irónico Puigdemont.

"Una victoria más"

También Comín ha celebrado la decisión sobre su inmunidad: "¡Una victoria más ante los tribunales europeos! Y no será la última".

"¡Vamos bien!", ha exclamado en un tuit Ponsatí, que también ha compartido un mensaje al respecto del Consejo por la República, el espacio parainstitucional liderado desde Bélgica por Puigdemont.

"Una nueva victoria en Europa que deja en evidencia al Estado español y su represión", afirma el Consejo por la República.

La Eurocámara decidió levantarles la inmunidad el pasado 9 de marzo, aceptando el suplicatorio solicitado por el juez Pablo Llarena, y ante esta decisión, Puigdemont, Comín y Ponsatí presentaron una demanda ante el Tribunal General de la UE pidiendo que anulara la votación y aplicara medidas cautelares, mientras estudia el fondo de la causa.

En su demanda alegaron que la Eurocámara "no les ha garantizado la posibilidad de ejercer, en su calidad de diputados, sus derechos fundamentales como representantes de los ciudadanos de la Unión", explicó el Tribunal con sede en Luxemburgo en un comunicado.