El PSOE ha admitido que Unidas Podemos no le adelantó el contenido de la proposición de ley para proteger la libertad de expresión que ha registrado este martes en el Congreso, tan sólo horas después de que el Gobierno anunciara su intención de despenalizar los "excesos" en el ejercicio de este derecho. Una decisión que los socialistas enmarcan en la campaña electoral en Cataluña.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, el 'número dos' del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, ha respondido así al ser preguntado sobre por qué en esta cuestión ambos partidos están actuando por separado.

Simancas ha indicado que tanto el PSOE como Unidas Podemos han reaccionado ante lo que se debate en la sociedad española a raíz del caso que afecta al rapero Pablo Hasel y que, en el caso de los socialistas, lo que se busca, según avanzó este lunes el Ministerio de Justicia, es reforzar la protección de la libertad de expresión para que los excesos verbales, aún siendo "rechazables", "no sean castigados penalmente".

Algo que cree que también defiende Unidas Podemos, si bien ha reconocido que no ha tenido oportunidad de leer la iniciativa registrada en el Congreso, que cree que, en todo caso, responde a que el país está en campaña electoral por los comicios catalanes del próximo domingo.

"Tenemos un acuerdo de gobierno y una dinámica y éxitos comunes, pero somos fuerzas distintas y estamos en campaña electoral", ha manifestado Simancas, para insistir en su convencimiento de que las partes acabarán unificando iniciativas porque "su propósito es el mismo".

No es "descoordinación"

Con todo, ha restado importancia al hecho de que ambos partidos no hayan presentado una iniciativa conjunta en torno a la libertad de expresión y ha negado que exista "descoordinación" entre los partidos socios del Gobierno.

Precisamente la próxima semana el Pleno del Congreso debatirá una proposición de ley sobre la igualdad de trato y no discriminación que el PSOE ha presentado en solitario pese a que es una de las normas previstas en el acuerdo de Gobierno y Unidas Podemos. De hecho, los de Pablo iglesias acusaron al PSOE de haberla presentado "sin contar con el socio de Gobierno ni con el Ministerio de Igualdad".