El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha negado hoy que haya cometido un plagio en su tesis doctoral, se ha reafirmado en su autoría y ha negado cualquier tipo de trato de favor "en absoluto" por parte del tribunal de la Universidad Camilo José Cela que la evaluó.

En una entrevista en la Sexta, el jefe del Ejecutivo ha instado "como ciudadano" a los medios de comunicación que han publicado informaciones sobre la tesis a rectificar, argumentando que no se puede "difamar sin pruebas".

Sánchez ha considerado que ha quedado "claro" que las acusaciones de plagio eran "falsas" y ha avanzado que se negará a comparecer en el Congreso de los Diputados para tratar este asunto porque no se puede convertir la cámara baja en el lugar donde se planteen cuestiones personales.