Cambio de discurso en el PSOE. El principal partido del Gobierno de coalición ha evitado respaldar expresamente al presidente de la Generalitat, Quim Torra, después de que los letrados del Parlament hayan reclamado que entregue su acta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció una reunión con Torra la primera semana de febrero en Barcelona. Pero tras la decisión del Tribunal Supremo de apoyar su inhabilitación, el encuentro está ahora en duda. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha admitido que Sánchez se "reunirá con quién sea el presidente de la Generalitat".

"El Parlamento de Cataluña es quien elige a su presidente. No lo eligen otras instancias. Ese debate tendrá lugar y sabremos a que atenernos y si Torra será o no el presidente de la Generalitat", ha dicho Narbona. "(Sánchez) se reunirá con quien sea el presidente de la Generalitat, y la única instancia que pueda resolverlo que es el Parlament".

Congreso federal, en 2021

Al margen de Ábalos, Sánchez ha trasladado a su dirección que el próximo congreso federal se celebrará en 2021. La razón fundamental de este retraso es que no se quiere interferir en la negociación presupuestaria y los procesos electorales en Galicia, el País Vasco y quizá Cataluña.

Este calendario también afecta a los congresos autonómicos y provinciales, que se celebran en cascada a continuación del federal. En este caso se esperan algunas batallas importantes, como la posible sucesión de Susana Díaz en Andalucía o la enésima renovación en Madrid.

Además, la comisión ejecutiva del PSOE ha acordado que el primer comité federal del partido tras la formación de Gobierno se celebrará el 15 de febrero.