Así lo decidió la estructura del partido en una reunión en la noche del martes y tras días de debate y negociación, para analizar si continuaban en un grupo del que son parte desde hace años tras la incorporación del partido de Santiago Abascal.

Al ser miembro del grupo, la pertenencia de la N-VA no está en duda, mientras que la del partido de Vox, que presentó su petición formal la semana pasada, será sometida a votación de los miembros del grupo en una reunión este miércoles por la tarde.

Cuestionados sobre la compatibilidad de ambas formaciones, un portavoz del grupo ECR ha señalado a Europa Press que "todos los partidos que están de acuerdo con los principios de ECR y son aceptados por el grupo son compatibles".

Incorporación de Vox

La formación liderada por Santiago Abascal encuentra así su "sitio" en la Eurocámara, tras meses de rumores sobre su inclusión en el grupo ultranacionalista que lideran Marine Le Pen y Matteo Salvini. El vicesecretario de Relaciones Internacionales del partido, Iván Espinosa de los Monteros, ya avisó la semana pasada en una entrevista en la Cadena SER que no "pasarán ni una" al partido flamenco y que mientras Vox esté presente en la Eurocámara la unidad de España será respetada.