El golpe de timón que dio Pedro Sánchez hace ya unas semanas, con cambios notables entre los miembros del Gobierno, no parece, de momento, que afecte la tendencia que se vive desde hace algunos meses en las encuestas de las elecciones generales, ya que el PP sigue en cabeza y Pablo Casado podría gobernar simplemente con el apoyo de Vox.

Así se desprende de la encuesta realizada por NC Report y publicada este lunes por La Razón. Los populares saldrían victoriosos de los comicios con un apoyo del 29,8%, lo que permitiría a la formación liderada por Casado obtener entre 126 y 128 escaños.

Esa cifra, sumada a lo que lograría Vox, que se mantendría en números similares a los que cuenta ahora el partido de Santiago Abascal (ahora tiene 52 diputados y lograría entre 50 y 52 con el 15,3%), sería suficiente para que España volviese a tener un gobierno de derechas liderado, en este caso, por Pablo Casado.

El PSOE pierde 437.000 votantes que ahora se abstendrían

La caída del PSOE, que pasaría de ganar a ser la segunda fuerza más votada en unos hipotéticos comicios generales, se explica en gran medida por la perdida de votantes que directamente decidirían ni ir a votar a unas nuevas elecciones. Esa cifra, según el sondeo de NC Report, llegaría a 437.000. Es decir, casi medio millón de personas que votaron a Pedro Sánchez han pasado a la abstención en menos de dos años. Además, 322.000 de sus simpatizantes en esos últimos comicios votarían hoy en día al PP.

Con todo ello, los socialistas ahora obtendrían el 25,9% de los votos y entre 101 y 103 escaños, muy por debajo del 28,2% actual y los 120 escaños con los que gobierna en coalición con Podemos.

La formación morada, ahora liderada por Ione Belarra, pero que tendría a Yolanda Díaz como su teórica candidata en unas generales, podría perder hasta 15 de los escaños con los que cuenta actualmente. Y es que pasaría de 35 y un 13% de los apoyos a entre 20 y 22 gracias al 9,2% de los votos.

Ciudadanos, al borde de la desaparición

Pero si para un partido esta encuesta se puede calificar de dramática, es para Ciudadanos. La formación naranja obtendría un único escaño y pasaría a ser un partido irrelevante, ya que con los números del sondeo el PP no necesitaría de su apoyo para poder Gobernar.

En concreto, la formación liderada por Inés Arrimadas lograría el 2,7% de los votos, frente al 6,7% (y diez diputados) que obtuvo Albert Rivera y cuyo resultado supuso la dimisión del político.