NAVARRA

Crisis en el Gobierno de Navarra: Chivite mantiene al consejero cercado en el Supremo

El Alto Tribunal ha decidido este lunes abrir una causa penal por presunta corrupción contra Manu Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico y expresidente del PNV navarro. El Ejecutivo posterga la decisión a la espera de que el instructor decida si es investigado 

Crisis en el Gobierno de Navarra: Chivite mantiene al consejero cercado en el Supremo
Crisis en el Gobierno de Navarra: Chivite mantiene al consejero cercado en el Supremo EFE

En política todo es posible. Incluso lo más improbable puede hacerse realidad. Algo así ocurría este lunes en el seno del Gobierno de Navarra que preside María Chivite (PSN). El Tribunal Supremo decidía abrir una causa penal contra el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, dirigente del PNV navarro y exvicepresidente del propio Ejecutivo navarro en la anterior legislatura. Y cuando parecía cantado que el afectado dimitiría o sería destituido, llegó la sorpresa. El Gobierno foral emitía un comunicado donde afirmaba que efectivamente Ayerdi dejará de ser consejero si el Supremo lo declara como investigado. 

Suena bastante rocambolesco, pero tiene una explicación jurídica. Al menos, en opinión del Gobierno de Navarra. En el texto enviado a los medios el lunes por la tarde, horas después de que se conociese la decisión del Supremo derivada una querella interpuesta por UPN, el Ejecutivo admitía que el tribunal "ha acordado declararse competente para la instrucción, y en su caso, el enjuiciamiento del consejero de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, así como abrir el procedimiento designando instructor".

Pero al mismo tiempo el Gobierno autonómico argumentaba que "este auto no declara todavía la admisibilidad de la querella y la consiguiente declaración de Ayerdi, esperando a que el instructor realice su labor para tomar una decisión". Y remarcaba que si se llega al extremo de que sea investigado, dejará de ser consejero por voluntad propia o por decisión de Chivite, tal y como establece una Ley del Gobierno Foral que precisamente reformó en este sentido en 2018 el Gabinete cuatripartito del que forma parte Ayerdi

Parece bastante factible que el juez instructor designado por el Supremo empiece una investigación a Ayerdi por el caso Sodena

Dado que la Sala Segunda del Supremo ha decidido abrir la citada causa penal para investigar al consejero del Gobierno autonómico por presuntos delitos de prevaricación y de malversación de caudales públicos y teniendo en cuenta que lo ha hecho de acuerdo con el criterio de la propia Fiscalía, parece bastante factible que el juez instructor designado por el Supremo empiece una investigación a Ayerdi por el caso Sodena o caso Davalor. Así lo aseguran varias fuentes jurídicas consultadas por este diario. 

¿Último cartucho o ganar tiempo?

Al decir de estas mismas fuentes, el comunicado del Gobierno de Navarra sería más una forma de quemar un último cartucho o de ganar tiempo antes de una dimisión que tendrá que llegar casi con toda seguridad. Porque al menos la declaración como investigado de Ayerdi parece obvia. Pero, hipótesis aparte, el único dato cierto es que el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial todavía no dimite pese a la apertura de la causa penal que lo tiene cercado en el Supremo. 

Esta extraña situación abre una crisis tan evidente como extraña en el seno del Ejecutivo que preside Chivite. Porque un consejero sigue en su cargo bajo la espada de Damocles de una más que posible investigación que supondría una destitución que acabaría con su carrera política porque así lo ha anunciado y prometido el propio Ejecutivo. No hay precedentes recientes en la política navarra de una situación así. 

Un tripartito complejo

Los equilibrios son complejos en el Gobierno de Chivite. Porque es un tripartito donde hay consejeros del propio PSOE, de Geroa Bai y de Podemos. Además, el Ejecutivo se sustenta en un acuerdo programático firmado por esas tres formaciones y por IU, que sin embargo prefirió no ocupar consejería alguna. Uno de los consejeros de Geroa Bai es Ayerdi, que es uno de los dirigentes del PNV navarro -lo dirigió entre 2012 y 2015-. Los jeltzales son uno de los partidos que conforma la citada coalición que lidera Uxue Barkos

El consejero señalado por el Supremo es uno de los pesos pesados del nacionalismo vasco en Navarra. No solo porque dirigiera el PNV de la comunidad durante tres años, sino también porque en el anterior Gobierno de Navarra, el presidido por Barkos (2015-2019), ocupaba la misma consejería de ahora pero también la vicepresidencia primera.

La propia amalgama que conforma Geroa Bai también entraña sus complejidades y divisiones. Porque, sin ir más lejos, el próximo fin de semana se presenta en sociedad Geroa Socialverdes, que es el nuevo partido auspiciado por la propia Barkos y que, según publicaba El Diario Vasco este mismo lunes, está teniendo algunas fricciones con el propio PNV. 

En suma, las sensibilidades son muy diversas en el Ejecutivo de Chivite. Y, con ello, no todos opinan igual sobre lo que tendría que hacer Ayerdi. Quizás de ahí provenga la confusión de este lunes. Por si la cosa no parece bastante compleja, además está por ver qué dicen en Bildu, socios presupuestarios de Chivite, sobre este caso. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba