Un guardia civil ha fallecido esta noche tras ser atropellado por un coche cuyo conductor, que ha dado positivo en consumo de cocaína, estaba huyendo de los agentes a la entrada de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el agente fallecido es Agustín Cárdenas, de 52 años, natural y vecino de Jerez, que deja viuda, hija y tres nietos.

El suceso se ha producido esta madrugada cuando los ocupantes de un Renault Megane, con el conductor de 22 años y un copiloto de 17, huían de la Guardia Civil a más de 180 kilómetros por hora en la autovía A-381, que une Jerez y Los Barrios.

El agente fallecido se encontraba en un servicio de seguridad ciudadana en una de las entradas de Jerez, donde fue arrollado violentamente por el vehículo dado a la fuga.

Tras el atropello mortal, el coche se estrelló de manera frontal contra otro vehículo, cuyos tres ocupantes resultaron heridos leves.

Dos detenidos

Los dos jóvenes fueron detenidos y trasladados a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Cádiz, donde han comenzado a instruirse las diligencias.

La capilla ardiente por el agente fallecido se ha instalado en un tanatorio de Jerez de la Frontera.