Los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo este martes en Barcelona y varias poblaciones del norte del área metropolitana una operación para detener a una veintena de personas de nacionalidad china como presuntas integrantes de una red dedicada a extorsionar a compatriotas. Según han informado fuentes cercanas al caso, la operación, dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona y que ha movilizado un amplio dispositivo policial, se ha iniciado hacia las 07.00 de la mañana en varios puntos del distrito barcelonés del Eixample. 

Los agentes han entrado en varias joyerías en relación a esta actividad delictiva, según publica el diario El País, entre ellas Rabat, una conocida firma del paseo de Gracia.

La policía, que llevaba meses investigando a la red, sitúa en el epicentro de la trama una vivienda situada en la calle Bailén de Barcelona, donde se ha detenido a siete personas, un domicilio que ha sido registrado por los Mossos d'Esquadra. La operación, que lleva a cabo la Unidad Central de Grupos Juveniles Organizados de la policía catalana, ha comportado varias entradas y registros en viviendas y empresas vinculadas a la red en Barcelona y otras poblaciones del norte del área metropolitana, entre ellas Badalona.

Los detenidos están acusados de formar parte de una organización que se dedicaba a extorsionar a compatriotas que residen en Cataluña. La juez que dirige la investigación ha decretado el secreto de sumario.