El único condenado por el triple crimen de Alcàsser, Miguel Ricart, ha sido encontrado este sábado en una calle de Madrid durante una identificación rutinaria policial, tal y como han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en un comunicado.

Los agentes no han detenido a Ricart ya que este no tiene deudas pendientes con la Justicia después de haber cumplido condena. Fue sentenciado a 170 años de prisión en 1997 tras haber sido encontrado culpable del secuestro, tortura, violación y asesinato de las adolescentes Miriam García, Desirée Hernández y Toñi Gómez.

En libertad desde noviembre de 2013

Tras la suspensión de la Doctrina Parot, su sentencia se redujo a 21 años, de modo que se preveía su salida de la cárcel para el 19 de enero de 2023. No obstante, Ricart fue liberado de prisión con antelación, el 29 de noviembre de 2013. Es la única persona que ha sido juzgada y condenada en relación con el crimen de Alcàsser.